Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polonia firmará el sábado el Tratado de Lisboa

Una sucesión de anuncios y desmentidos sobre la fecha de la rúbrica siembra el desconcierto

La incógnita polaca sobre la fecha de la firma del Tratado de Lisboa se ha mantenido a lo largo de todo este jueves, con un rosario de anuncios, desmentidos y nuevos anuncios. A primera hora, fuentes de la presidencia polaca aseguraron que el presidente Lech Kaczynski firmaría el texto este domingo; horas después, su hermano gemelo y ex primer ministro del país, Jaroslaw Kaczynski, desmintió este anuncio, y por la tarde, un asesor del presidente afirmó que éste firmaría el tratado el próximo sábado.

"La ceremonia de la firma tendrá lugar el sábado. Incluirá invitados internacionales", ha afirmado Tomasz Brzezinski, asesor del presidente, horas después de las declaraciones de Jaroslaw Kaczynski, quien había afirmado en una conferencia de prensa que "es todo especulación de los medios. Si (el ayudante Aleksander) Szczyglo realmente dijo esto, significa que no está bien informado. Por lo que yo sé, y tengo conocimiento de esto, esto no ocurrirá el domingo". El ex primer ministro ejerce una influencia considerable sobre su hermano gemelo y lidera el principal partido de oposición en Polonia. El asesor Alexander Szczyglow había asegurado que el presidente polaco "mantiene su palabra" y firmaría tras el sí de Irlanda.

Las dos Cámaras del Parlamento polaco ratificaron el Tratado de Lisboa el año pasado. El primer ministro, el centroderechista y europeísta Donald Tusk, cuenta con apoyo mayoritario en las dos Cámaras.

La Unión Europea está redoblando sus acciones para asegurar que el Tratado de Lisboa entre en vigor antes de fin de año y evitar así que la incertidumbre sobre la legislación aplicable paralice la renovación de la Comisión Europea y el nombramiento de nuevos cargos de la Unión.

Tras el sí de Irlanda, la nueva norma europea está pendiente ahora de que el Tribunal Constitucional checo resuelva un recurso presentado por 17 senadores del partido del presidente Václav Klaus y de su posterior rúbrica por él mismo.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, presidente de turno de la UE; el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, y el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, analizaron el miércoles la situación a través de una videoconferencia con el primer ministro checo, Jan Fischer, quien aseguró que estaba convencido de que "todo estaba listo para que la ratificación del Tratado de Lisboa sea completa en la República Checa para fin de año".