Sarkozy mantiene en el cargo al presidente de France Télécom pese a lo ola de suicidios de empleados

El lunes pasado se suicidó el último operario al lanzarse desde un puente en Haute-Savoie.- Ya son 24 suicidios en 18 meses

La ministra de Economía de Francia, Crhistine Lagarde, recibió este jueves en su despacho al criticado presidente de France Télécom, Didier Lombard, del que sindicatos y partidos de la oposición exigen su dimisión (o destitución) por la oleada de suicidios de trabajadores de la empresa: 24 personas en 18 meses. Lagarde, a la salida de la reunión, expresó su apoyo a Lombard y le trasmitió toda su confianza "para atravesar este periodo difícil y doloroso".

El lunes pasado se suicidó el último operario al lanzarse desde un puente en Haute-Savoie. Los sindicatos acusan a la empresa de crear en los últimos años un clima enrarecido y estresante a base de establecer, entre otras condiciones de trabajo, cambios fulminantes e irrevocables de ubicación y de tareas de los operarios.

Más información
Sarkozy interviene ante la ola de suicidios que sufre France Télécom

El miércoles, Lombard se reunió con representantes de los sindicatos para informarles de un nuevo ramillete de medidas encaminado a detener la sangría de suicidios, calificada por el propio presidente de la empresa como de "espiral infernal". Entre ellas, se prevé la congelación, por lo menos hasta el 31 de octubre, de los traslados y la instalación de un teléfono de consulta y de auxilio al que pueden acudir los trabajadores con problemas psicológicos. Los sindicatos las consideran insuficientes.

France Télécom cuenta con 100.000 empleados en Francia y el Estado francés es el principal accionista, al poseer el 26,6% del capital.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS