Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reprimenda oficial al congresista que acusó de mentiroso a Obama

La Cámara de Representantes de EE UU desaprueba al republicano Joe Wilson por gritarle al presidente durante su discurso sobre la reforma sanitaria

La Cámara de Representantes de EE UU aprobó este martes una resolución que condena la conducta del legislador republicano Joe Wilson, que acusó de mentiroso al presidente, Barack Obama, durante el discurso de éste el miércoles pasado y que posteriormente se negó a pedir disculpas en público cuando se lo exigieron los representantes demócratas. La resolución, que no es vinculante y no tiene peso legal, fue aprobada por 240 votos a favor y 179 en contra.

Wilson, republicano por Carolina del Sur, le gritó "¡Usted miente!" a Obama cuando, durante su alocución sobre la reforma de salud ante una sesión conjunta del Congreso, el mandatario aseguraba que la reforma no cubriría a los inmigrantes indocumentados. Presionado por sus correligionarios, que aceptó ofrecer una disculpa al jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emmanuel, ese mismo día, pero rechazó pedir excusas en público por considerar que bastaba con la que ofreció en privado.

Su actitud originó una cascada de críticas y e incluso acusaciones de racismo que ha conducido finalmente a la desaprobación oficial por la Cámara de Representantes, aunque el tipo de resolución aprobado es el castigo más leve que la institución puede dar a uno de sus miembros. La condena fue promovida por los demócratas, encabezados por el legislador afroamericano James Clyburn, que consideró que no reprobar la ruptura de protocolo y buenos modales de Wilson "sentaría un precedente de mala conducta" en el Congreso. Según el jefe de mayoría demócrata en la Cámara, Steny Hoyer, "habría podido resolver este problema él mismo" si hubiera presentado sus excusas al Congreso, pero optó por no hacerlo.

Pero al mismo tiempo, Wilson se ha convertido en héroe de grupos xenófobos y racistas. De hecho, su exabrupto fue ampliamente festejado el pasado sábado en la manifestación de colectivos de extrema derecha que protestaron en Washington contra las políticas de Obama. Al grito de "mentiroso, mentiroso", los participantes insistían en presentar al presidente como un "extranjero" que nació en Kenia o como un "comunista" que empeñado en implantar un sistema totalitario en Estados Unidos.