Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE enfrenta a los dos principales candidatos a las legislativas en Portugal

La conservadora Ferreira Leite critica al primer ministro Sócrates por considerar a su país "como una provincia española" - Los socialistas lideran las encuestas

El tren de alta velocidad (AVE) entre España y Portugal ha enfrentado ayer sábado en un debate al primer ministro socialista luso, José Sócrates, y a la líder conservadora, Manuela Ferreira Leite, que prometió suspender el proyecto e insistió en que su país "no es una provincia española".

Según dos sondeos realizados por Eurosondagem y Marktest Pollsters, publicados en la prensa lusa, el gobernante Partido Socialista de Portugal ganará las elecciones, pero el grupo que encabeza el primer ministro no obtendría la mayoría absoluta de la que ha gozado en los últimos cuatro años, aunque el margen de error de ambas encuestas era amplio.

Ferreira aseguró durante el debate que "el entendimiento político con Sócrates es absoluto", mientras que el primer ministro, que no quiso confirmar ni descartar si estaba dispuesto a cooperar contra otros partidos, afirmó que no estaba "en contra de nadie".

La conexión de alta velocidad con España produjo uno de los momentos más tensos en el debate electoral en televisión entre los líderes de los dos principales candidatos a las elecciones generales del próximo día 27 en Portugal, en las que el Partido Social Demócrata (PSD) de Ferreira Leite aspira a suceder al actual Gobierno socialista.

La líder de la oposición ha señalado que no le gusta "que los españoles se metan en la política portuguesa" y ha justificado el interés de España por que el tren de alta velocidad llegue a Portugal a que, de ser así, recibirá más fondos de la Unión Europea. Sócrates defiende en cambio las "inversiones en las redes de alta velocidad" para ayudar a superar la crisis y ha criticado que la candidata de la oposición que esté dispuesta a faltar a su palabra con España y a echarse atrás en un proyecto que respaldó cuando era ministra en 2003.

Ferreira Leite ha insistido en que si llega al Gobierno suspenderá "inmeditamente todas las inversiones en esta materia" y ha subrayado que ella se debe a los intereses de los ciudadanos portugueses, "y no a los españoles".

Gobierno de minoría

En el transcurso del cara a cara entre los dos principales candidatos que fue transmitido en directo por la televisión portuguesa anoche, la líder del PSD, Manuela Ferreira Leite, se mostró dispuesta a formar un Gobierno en minoría si se impone en los comicios. "No pienso en absoluto que se necesite la mayoría. En el pasado ya hubo Ejecutivo en minoría que lograron cumplir sus mandatos", apuntó.

Algunos analistas no descartan que ambos partidos vayan a formar un gran gobierno en coalición y dicen que el presidente, Aníbal Cavaco Silva, podría tratar de que los socialistas y los socialdemócratas formasen una alianza si ninguno logra una clara victoria en las legislativas.