Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU censura que Netanyahu quiera ampliar las colonias

Netanyahu anunciará próximamente la expansión de varios asentamientos antes de declarar una moratoria

La Casa Blanca, a través de su portavoz, Robert Gibbs, ha condenado este viernes los planes israelíes de aprobar nuevas construcciones en los asentamientos judíos y ha advertido de que su expansión dificulta los esfuerzos para crear el "clima" propicio que permita reanudar las conversaciones entre palestinos e israelíes. El freno a la ampliación de los asentamientos de colonos israelíes en Cisjordaniala y en la parte este de Jerusalén es una de las peticiones de la Administración de Barack Obama para avanzar en el estancado proceso de paz. Sin embargo, Netanyahu no ha accedido aún a cumplirla. La nueva ampliación sería previa a una moratoria acordada por el Ejecutivo israelí.

El parón a la ampliación de las colonias judías fue precisamente uno de los pilares de la hoja de ruta aprobada en 2003 por todas las partes en el conflicto, hoy papel mojado ante la extensión de los asentamientos en connivencia con el Gobierno israelí. Los límites de estos territorios ocupados por colonos judíos serán objeto de cualquier acuerdo de paz firmado entre palestinos e israelíes. A pesar de que el Ejecutivo dirigido por Benjamin Netanyahu ha anunciado la congelación de las licitaciones de obras, ONG como Peace Now han denunciado la dificultad de controlar los trabajos llevados a cabo por los propios colonos sin permiso de la Administración.

El empuje de septiembre

El presidente estadounidense, Barack Obama, está trabajando para la celebración de un encuentro entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, al que también asistiría él mismo, al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York a finales de este mes. "Como ha dicho antes el presidente, Estados Unidos no acepta la legitimidad de la expansión continuada de los asentamientos e instamos a que cese. Estamos trabajando para crear un clima en el que puedan producirse negociaiones, y tales acciones hacen más difícil crear dicho clima", ha declarado hoy el portavoz de la Casa Blanca. A las exigencias de Washington se unieron la semana pasada y durante la gira de Netanyahu por Europa la canciller alemana Angela Merkel quien calificó de "decisivo" detener la construcción de nuevos asentiamientos.

Gibbs ha aclarado que Washington aprecia la intención expresada por Israel de limitar la actividad de asentamientos y continuará discutiendo esta cuestión con los israelíes para que "estos límites sean definidos". La Casa Blanca informó la semana pasada de que Obama está trabajando en un nuevo plan de paz que será presentado en septiembre.