La justicia holandesa se querella contra la Liga Árabe Europea

Los fiscales proceden contra la organización islamista por publicar una caricatura en la que dos judíos se inventan el Holocausto

La fiscalía general de la ciudad holandesa de Utrecht va a iniciar acciones penales contra la Liga Árabe Europea (LAE), por publicar en su página de Web una caricatura en la que dos judíos se inventan el Holocausto. El ministerio público considera que el dibujo es discriminatorio contra los judíos y constituye por tanto un delito. Negar el Holocausto está además prohibido en Holanda. El dibujo ya fue mostrado en 2006 por la propia LAE, "en el marco del debate sobre los límites sobre la libertad de expresión". Ese mismo año estalló la polémica sobre las caricaturas de Mahoma, impresas en la prensa danesa, y que originaron revueltas dentro y fuera de Europa. La LAE, que había retirado el dibujo en cuestión, lo volvió a publicar hace dos semanas. Fue cuando se conoció que los fiscales exoneraban de culpa al holandés Geert Wilders, líder populista de derecha, por añadir los dibujos sobre Mahoma a su sitio de Internet.

Esto es "una muestra clara de los dobles estándares que rigen a la hora de calificar una ofensa: los judíos no pueden ser molestados; los musulmanes sí", ha reaccionado hoy Abdou Bouzerda, portavoz de la LAE. Se da la circunstancia de que los fiscales habían ofrecido la posibilidad de no proceder judicialmente contra la organización islamista. Para ello, debía suprimir la caricatura sobre el Holocausto de su información digital. Al haber aparecido de nuevo, se ha puesto en marcha el proceso.

Fundada en el año 2000 en Bélgica y Holanda, la LAE se presenta como un movimiento islamista en favor de la integración de su comunidad, "desde el respeto a la propia identidad, lengua y cultura". En su ideario figura, entre otros deseos, la creación de un partido político propio, el reconocimiento de las fiestas musulmanas en el calendario nacional europeo, y el desmantelamiento del Estado de Israel. Esta nueva polémica sobre las caricaturas políticas se remonta a 2006, cuando el Centro holandés para la Información y Documentación sobre Israel denunció a la LAE por publicar dos viñetas sobre los judíos. Una de ellas, mostraba a Ana Frank, la famosa niña autora del Diario que lleva su nombre, en la cama con Hitler. Para los fiscales, se trataba de una escena de mal gusto, pero no constituía un delito. La otra ilustración, añadieron, sí superaba lo permisible. Presentaba a dos hombres vestidos de negro haciendo cuentas sobre las víctimas del Holocausto. "Tenemos que llegar a seis millones de muertos", decía uno de los personajes. "No creo que sean judíos" le respondía el otro, mirando unos cadáveres amontonados bajo un letrero con el nombre del campo de concentración de Auschwitz.

"La reacción de la fiscalía de Utrecht es justamente lo que buscábamos", ha asegurado Bouzerda. "No se trata de provocar sin más. Ahora que hemos forzado la acción judicial, suprimiremos la caricatura de los judíos. No queremos que se pierda nuestro mensaje con un enfrentamiento vulgar. Defendemos la libertad de expresión para todos". Los portavoces de la fiscalía fueron más breves al razonar su acusación. "Acordamos que el dibujo desaparecería en dos semanas y el plazo se cumplió el lunes. De modo que vamos a proceder en contra de LAE", dijo uno de los fiscales

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50