Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez mexicano procesa a 18 policías por vínculos con el narcotráfico

Los arrestados, implicados en al menos dos asesinatos, daban protección a Los Zetas

Ciudad de México / Ciudad Juárez

Los tentáculos del narcotráfico siguen adentrándose en los órganos de seguridad mexicanos encargados de combatir su actividad delictiva. Este domingo, un juez mexicano ha procesado a 18 policías municipales, entre ellos varios jefes, presuntamente ligados al grupo de sicarios Los Zetas, brazo armado del cartel del Golfo, en el sureño estado de Tabasco, ha informado la Fiscalía General de la República.

Los policías fueron arrestados la semana pasada por su presunta vinculación con el asesinato del coordinador de la Policía en el municipio de Humanguillo (Tabasco), Sael Jiménez Salaya, y del civil Juan Manuel Jacinto Rodríguez.

A los procesados también se les acusa de otorgar protección a la delincuencia organizada, en especial a la célula de los Zetas, ha dicho la fiscalía en un comunicado. Entre los detenidos están cuatro jefes policiales, 13 agentes municipales y un ex funcionario policial.

El Ejecutivo de Raúl Calderón ha emprendido una feroz lucha contra el narcotráfico que entre otros frentes incluye la limpieza de las principales instituciones nacionales que combaten al crimen organizado, por la que ha detenido a varios altos jefes, entre ellos a quien fuera zar antidrogas de diciembre de 2006 a junio de 2008, Noé Ramírez.

También realiza una purga entre las policías estatales y municipales, que cuentan con unos 400.000 agentes, porque presume que un gran número está ligado al crimen organizado, en particular a los traficantes de drogas y secuestradores.

Caen cuatro 'narcos' sanguinarios

Fuerzas del Ejército y la Policía federal mexicana detuvieron la pasada madrugada (hora española) a cuatro presuntos responsables de 211 asesinatos en el norte del país, ha indicado en un comunicado el Operativo Conjunto del Estado de Chihuahua, el más violento del país. Horas antes, en Jalisco, al menos cinco policías y un civil han muerto en un tiroteo entre la Policía Federal y un grupo armado, ha informado el subdirector de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP, equivalente al Ministerio del Interior), Fernando Andrade Vicencio.

Los crímenes atribuidos a los detenidos, según la fuente, fueron cometidos en Ciudad Juárez, la urbe donde se disputan el control los carteles de Juárez y Sinaloa y que han convertido a esa localidad en la más violenta de México con 1.600 crímenes en 2008 y más de 1.400 en lo que va de este año.

La mayoría de las víctimas de este grupo de sicarios pertenecientes a La Línea se dedicaban "a la venta de drogas, extorsión, secuestros, robo de vehículos, y robos con violencia en locales comerciales, según la información que proporcionaron tres de los detenidos", según las autoridades.

Según el comunicado, entre los homicidios múltiples que confesaron destaca el de un grupo de 5 motociclistas, cometido el 25 de enero de 2009, a quienes asesinaron porque todos eran de la Doble A, contrario al de La Línea. También el que presuntamente perpetraron en el Motel Las Palmas, contra cinco personas, hecho en el que resultó herida una mujer.