Pospuestos hasta después de Ramadán los azotes a una modelo malaisia por beber cerveza

La mujer, de 32 años, será la primera en sufrir esta pena en Malaisia.- El caso ha suscitado críticas por la radicalización del país

Las autoridades malaisias han decidido hoy posponer hasta que concluya el mes sagrado de Ramadán el castigo impuesto a una modelo musulmana por beber cerveza, en un caso que ha generado críticas por la radicalización del Estado. El castigo: seis azotes, y aunque es común en la ley de ese país, ninguna mujer ha sido azotada hasta ahora al ser considerado un castigo demasiado severo.

El mes sagrado musulmán comenzó el sábado y terminará a mediados de septiembre. Kartika Seri Dewi Sukarno, de 32 años y madre de dos hijos, es la segunda mujer malaisia condenada a esa pena, aunque iba a ser la primera en recibirla.

La pesadilla de Kartika, casada con un ciudadano de la vecina Singapur, donde habitualmente reside, comenzó el 11 de diciembre de 2007, cuando asistió junto varias amigas a una sala de fiestas situada en un hotel de Pahang, donde la policía la detuvo por beber una cerveza.

Más información

La pasada semana, Kartika declaró a la prensa local que deseaba que el castigo le fuera aplicado lo antes posible para poder rehacer su vida junto a su familia, e incluso pidió que se hiciera en público, una petición a la que las autoridades se han negado.

Amnistía Internacional (AI) instó el viernes pasado al Gobierno de Malasia a que intervenga para evitar la pena."Azotar es un castigo cruel, inhumano y degradante, y además lo prohíbe la legislación internacional sobre Derechos Humanos", ha indicado la organización en un comunicado.

Lo más visto en...

Top 50