Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia encuentra el barco desaparecido 'Arctic Sea'

El ministro ruso de Defensa, Anatoli Serdioukov, informa de que el barco fue hallado a unas 300 millas naúticas de Cabo verde.- Sus 15 tripulantes están sanos y salvos.- No estaba secuestrado

El mercante finlandés Artic Sea, desaparecido hace más de dos semanas en aguas del canal de la Mancha con quince marineros rusos a bordo, ha sido hallado a unas 300 millas náuticas (unos 550 kilómetros) de las islas de Cabo Verde, frente a las costas mauritanas, según informó el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov.

Los tripulantes del buque -que transportaba madera valorada en 1,3 millones de euros- están sanos y salvos y han sido trasladados ya a un buque ruso, ha informado la agencia de noticias rusa RIA Novosti. "El Arctic Sea fue hallado hoy a unas 300 millas de las islas de Cabo Verde", informó el ministro al presidente ruso, Dmitri Medvédev, y añadió que el barco de carga no estaba secuestrado, como se temía, según la agencia Interfax.

Serdiukov indicó que la tripulación del barco mercante fue trasladada al buque de guerra Ladny, y estaba siendo interrogada para esclarecer lo ocurrido desde finales de julio, cuando se perdieron las pistas del Arctis Sea. Los marineros rusos "están sanos y salvos, y no se encontraban bajo control armado", dijo el ministro en alusión al posible secuestro. La Policía de Helsinki informó el pasado sábado de que unos desconocidos habían pedido rescate por el barco mercante, propiedad de la compañía finlandesa Solchart Management.

El pasado 24 de julio, el Arctic Sea, que navega bajo bandera maltesa, informaba de que había sido asaltado por hombres armados disfrazados de autoridades marítimas cerca de la costa de Suecia, atando y golpeando a la tripulación de 15 marineros rusos.

Concretamente, la tripulación comunicó que el barco estaba siendo abordado por un grupo de entre ocho y 12 individuos, que permanecieron doce horas a bordo del carguero, según las autoridades suecas y la Autoridad Marítima Maltesa. En aquel momento, los marineros pensaban realmente que estaban siendo abordados por autoridades marítimas, por lo que no emitieron queja oficial alguna, y el barco continuó su trayecto. Cuatro días más tarde, el carguero llegaba al canal de la Mancha tras comunicarse previamente con las autoridades marítimas británicas, quienes en ese momento desconocían que se hubiera producido el asalto previo, del que ya no se tienen más detalles. Se perdió todo contacto con el barco frente a las costas de Portugal hasta ahora que se ha confirmado su hallazgo.