Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medvédev agradece a Sarkozy su contribución a poner fin a la guerra del año pasado con Georgia

El presidente ruso Dmitri Medvédev, que hoy ha viajado a Osetia del Norte, ha enviado un mensaje a su colega Nicolas Sarkozy en el aniversario de la guerra con Georgia. En él, Medvédev destaca el papel que desempeñó Francia, que entonces ejercía la presidencia de la Unión Europea, para poder poner fin a lo que el líder ruso califica de "agresión desatada" por el jefe del Estado georgiano Mijaíl Saakashvili.

Medvédev subraya que como "resultado de la política aventurera" de Saakashvili "en la Transcaucasia ha surgido una nueva situación geopolítica que difícilmente puede ser ignorada: la existencia independiente de dos nuevos "estados", Abjazia y Osetia del Sur". La principal tarea hoy es, en opinión de líder ruso, "garantizar en la Transcaucasia una sólida paz y seguridad en interés de todos los pueblos que allí viven".

El presidente ruso ha asegurado que precisamente esa tarea es la que cumplen los "contigentes de militares y guardafronteras rusos" emplazados en Abjazia y Osetia del Sur. Al mismo tiempo, afirma que "las acciones de la parte georgiana siguen despertando serias preocupaciones", ya que Tbilisi "no cesa sus amenazas de restablecer por la fuerza" el control sobre esas zonas, utiliza "diariamente una retórica militarista", concentra tropas "en las fronteras" de esas regiones y realizada "provocaciones".

De ahí la urgente necesidad, según Medvédev, de firmar "acuerdos vinculantes sobre el no uso de la fuerza entre Georgia, Osetia del Sur y Abjazia" que contemplen "claras garantías para la seguridad" de los abjazos y surosetios.

"Estoy convencido que sólo la creación de un base jurídica de tratados permitirá evitar nuevas explosiones de violencia y descartar la repetición de la tragedia ocurrida el año pasado", señala. De ahí que sea necesario, en opinión de Medvédev, que todos los países "se abstengan durante un largo período de tiempo de sumistrar armas y equipos militares" a Tbilisi.

Los militares rusos afirman que Georgia está restableciendo a pasos acelarados su poderío militar y que para la compra de armas utiliza "esquemas oscuros".

En su viaje a Osetia del Norte, una de las repúblicas que forman la Federación rusa, Medvédev depositó una ofrenda floral en el monumento que recuerda a las víctimas de la Escuela de Beslán, que en septiembre de 2004 fue tomada por terroristas fundamentalistas. La tragedia dejó más de 300 víctimas mortales, entre ellas 172 niños. En Vladikavkaz, la capital norosetia, Medvédev visitó la sede del 58 Ejército y agradeció a los soldados que participaron en la guerra con Georgia por haber "salvado al pueblo" en Osetia del Sur.