Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Castro reitera la necesidad de volver al campo e importar menos alimentos

Cuba celebra el 56 aniversario de la revolución

Cuba ha celebrado este domingo el 56 aniversario del asalto al cuartel Moncada, considerado el primer paso de la revolución que encabezó Fidel Castro en 1959. Por tercer año consecutivo ha sido el actual presidente, Raúl Castro, hermano de Fidel, al que sustituyó en febrero de 2008, el encargado de pronunciar un discurso, que éste año se ha centrado en la mala situación económica. "Bajo la dirección del jefe de la revolución, Fidel Castro, por grandes que sean las dificultades y peligros, seguiremos adelante", ha dicho el presidente, tras reconocer que "es un enorme reto" en medio del embargo comercial y financiero estadounidense y "muchas otras agresiones" destinadas a impedir el desarrollo de Cuba

Raúl Castro, de 78 años, ha reiterado a sus compatriotas la necesidad de volver al campo, poner a producir las tierras ociosas y reducir las importaciones de alimentos, porque la crisis global ha mermado los ingresos de la isla y obstaculiza os créditos. Castro ha recordado que ya en 2007 alertó sobre "la imperiosa necesidad de volver a la tierra", porque más de la mitad de las áreas cultivables de Cuba estaban ociosas.

El presidente ha dicho que desde fines de 2008 se han entregado cerca de 690.000 hectáreas de tierras en usufructo a campesinos y organizaciones. Castro ha dicho que cerca de la mitad de esas hectáreas ya están libres de plantas indeseables y en un tercio se ha sembrado.

"Es de seguridad nacional producir en el país", porque se gastan miles de millones de dólares trayendo alimentos de otros países, ha reiterado el general Castro. Cuba importa el 80% de los víveres que consumen sus 11,2 millones de habitantes.

"La tierra está ahí, aquí están los cubanos, veremos si trabajamos o no, si producimos o no, si cumplimos nuestra palabra o no, no es cuestión de gritar Patria o Muerte, abajo el imperialismo, el bloqueo nos golpea y la tierra ahí, esperando por nuestro sudor", ha señalado.

"A pesar de que los calores son cada vez mayores no queda mas remedio que hacerla producir", ha insistido Raúl Castro, que ha agregado que en Cuba "sobra tierra y de buena calidad" que no se cultiva, y que los cubanos no deben quedarse tranquilos mientras haya una sola hectárea improductiva.

En las tierras que no sirvan para producir alimentos, se deberán sembrar árboles, ha dicho el presidente, y ha asegurado que él mismo ha experimentado con la siembra de pequeños bosques y ha tenido "la satisfacción de verlos crecer".

Castro se ha quejado de que cada vez que habla del tema, "aparecen" funcionarios del ministerio de la Agricultura que le piden millones de pesos o divisas, porque ellos, sin presupuesto, no hacen nada. "No se cómo hacían nuestros abuelos", ha ironizado el general, y ha afirmado que los árboles pueden sembrarlos incluso "jóvenes de la tercera edad" como él.