Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeón de Bulgaria abandona la política tras el fracaso electoral

El ex rey y ex primer ministro felicita a Boiko Borisov, el populista alcalde de Sofía y triunfador de los comicios

El derrocado rey y ex primer ministro búlgaro, Simeón de Bulgaria, anunció hoy que abandona la dirección del partido NSDV y se retira de la política después de que su formación no lograra representación parlamentaria en los comicios del domingo. "Es lógico presentar mi dimisión como líder del partido", dijo en una rueda de prensa en Sofía. Asimismo, deseo "éxito por el bien del país" a Boiko Borisov, su ex guardaespaldas y ganador de los comicios y quien se anuncia como nuevo jefe del Gobierno.

El NDSV obtuvo en las elecciones de ayer un 3,02% de los votos, por debajo del 4% mínimo para poder acceder al Parlamento. "No hay ningún drama en mi decisión de dimitir hoy del cargo político. Esto es en favor al NDSV y, sobre todo, es un gesto hacia la sociedad búlgara", añadió Simeón, cuyo partido formó parte de la coalición tripartita que gobierna el país desde 2005.

Quien fuera último rey de Bulgaria, fue expulsado por el régimen comunista en septiembre de 1944 y vivió en el exilio en España durante 50 años. En 1996 regresó a su país con el nombre de Simeón Saxkoburggotski y en 2001, al frente de su Movimiento Nacional Simeón II (NSDV), ganó las elecciones y fue nombrado primer ministro, convirtiéndose en el primer monarca destronado en regresar al poder en una república.

"Llevo ya ocho años en la gerencia del país. Evidentemente esto aburre a la sociedad y, especialmente, a los electores, por eso dimito", explicó a los periodistas. El ex primer ministro aconsejó a sus colegas en el partido considerar bien por qué NDSV recibió ayer una derrota tan aplastante y seguir trabajando desde la oposición.

Preguntado cómo va a trabajar desde ahora por Bulgaria, respondió que se "puede servir al país de diferentes modos". El político descartó que vaya a irse del país. "Después de pasar 50 años en exilio es poco probable preferir vivir en un lugar diferente al de la patria", subrayó.