Merkel ofrece una gran rebaja fiscal ante las elecciones

La derecha alemana pacta reducir los impuestos para hacer frente a la crisis

La canciller Angela Merkel ha zanjado hoy domingo la persistente discusión en su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), sobre la conveniencia de una subida de impuestos tras las elecciones de septiembre. En una reunión de varias horas, los líderes de la CDU y los de su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU), han aprobado en Berlín el programa con el que concurrirán a los comicios federales. La canciller ha tenido que hacer valer su considerable autoridad en la CSU para acabar con meses de discusiones al respecto.

Merkel ha asegurado que el IVA no aumentará en los próximos cuatro años. Es más: el programa conjunto de CDU Y CSU prevé recortes fiscales para los que, sin embargo, no han puesto fecha. Los democristianos, que terminaron ayer de redactar sus promesas, las presentarán hoy en un congreso en la capital.

No han acudido a la reunión los barones regionales Günther Oettinger y Wolfgang Böhmer, primeros ministros de los Estados federados de Baden-Würtenberg y Sajonia-Anhalt respectivamente. Ambos habían atizado el controvertido debate fiscal en los últimos días. Pedía, el primero, un aumento del IVA y el segundo, que suba a la carga fiscal a los que más ganan. Merkel, cuya disposición a bajar los impuestos ha crecido según se van acercando las elecciones, ha defendido en la reunión que hay que descartar cualquier aumento de impuestos. El líder de la CSU y primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, ha abogado de nuevo por un recorte fiscal y ha hablado del año 2011. Las presiones internas en la CDU impidieron que el programa concrete hoy fechas. Debido a los enormes gastos en medidas anticrisis y de rescate bancario, la deuda y el déficit públicos de Alemania alcanzan cotas históricas.

Los democristianos proponen, según la agencia alemana de noticias DPA, un aumento de la cantidad máxima deducible por hijos hasta 8004 euros, la reducción de la carga mínima del 14 al 12% y una nueva organización, más provechosa para los asalariados, de los cambios del tipo impositivo al aumentar los ingresos.

Era de esperar que los democristianos abogaran por la busca de nuevos socios y por el final de la coalición con los socialdemócratas del SPD. Si la CDU repite una victoria como la recientemente obtenida en las elecciones europeas, la cuestión será si les alcanzará para gobiernar con los liberales del FDP, que han reafirmado hoy su propósito de pactar con los de Merkel.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción