Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugo Chávez denuncia otro supuesto intento de magnicidio en su contra

El presidente de Venezuela justifica su ausencia en la investidura de Funes

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, rompió su silencio de cuatro días para confirmar la noticia que ya habían anunciado el lunes su canciller, Nicolás Maduro, y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega: que a última hora canceló su asistencia a la toma de posesión del nuevo presidente de El Salvador, Mauricio Funes, tras recibir informaciones de que se planeaba ejecutar un atentado en su contra, a su llegada o a su salida de la ciudad de San Salvador.

"Se estaba planificando lanzarle uno o varios cohetes al avión de Cubana de Aviación, que ya estaba listo en Maiquetía para nosotros viajar, por cuanto, como se sabe, el avión presidencial venezolano ha tenido un desperfecto", aseguró el presidente venezolano el miércoles, durante un acto oficial en el Estado de Vargas.

¿Quiénes pueden estar detrás de esta trama? Según Chávez, los organismos de inteligencia de Estados Unidos y un grupo de ex militares venezolanos, comandados por Luis Posada Carriles -el ex agente de la CIA cubano-venezolano procesado en Estados Unidos-, "que han jurado" matarle.

"Hay que recordar que en El Salvador vivió hasta que le dio la gana Luis Posada Carriles. Y este atentado que se estaba preparando contra nosotros para largarnos un cohete o dos cohetes cuando el avión estuviese llegando a San Salvador, o saliendo... en cualquier momento, planificado fue por la gente de Luis Posada Carriles, y yo acuso a Luis Posada Carriles y le exijo al presidente [de Estados Unidos, Barack] Obama que haga justicia, que cumpla con la ley (...). No tengo duda de que están detrás de esto los organismos de inteligencia de los EE UU. Presidente Obama, es tiempo de desmontar toda esa maquinaria del terror que regó Estados Unidos por el mundo y que ha matado presidentes", dijo Chávez.

Luis Posada Carriles, de origen cubano y de nacionalidad venezolana y con 81 años de edad, ha sido acusado por los Gobiernos de Cuba y Venezuela de ser el autor intelectual del atentado terrorista contra el vuelo 455 de Cubana de Aviación, en el que murieron 73 personas, el 6 de octubre de 1976.

Posada Carriles afronta actualmente un juicio en Estados Unidos por los delitos de perjurio, obstrucción de la justicia, fraude migratorio y falso testimonio al solicitar la ciudadanía estadounidense en 2005. También está siendo investigado en la ciudad de Nueva York por su supuesta participación en los atentados con explosivos ocurridos en La Habana en 1997.

Hugo Chávez, que a través de su Cancillería ha solicitado a Washington la deportación de Posada Carriles en varias ocasiones, insistió ayer ante Barack Obama: "Mándenos, presidente Obama, a ese terrorista, que acá lo estamos esperando para meterlo donde tiene que estar: en prisión, por asesino, por genocida. Ése fue el que le puso la bomba a otro avión, también de Cubana de Aviación".