La fiscalía indaga a Berlusconi por los vuelos de Estado

La investigación debe determinar si ha habido abuso de poder

La fiscalía de Roma ha inscrito este miércoles al primer ministro Silvio Berlusconi en el registro de indagados en el ámbito de la investigación por los vuelos de Estado. El posible delito es abuso de poder. La denuncia de una asociación de consumidores tras conocerse que artistas, azafatas televisivas y bailarinas viajan en aviones oficiales hasta Costa Esmeralda, para participar en las fiestas de Villa Certosa, forzó a la fiscalía romana a investigar. El paso de Berlusconi a indagado es un "acto obligado", según fuentes judiciales, que señalaron que la causa podría ser "rápidamente archivada".

El fiscal Ferrara debe determinar si Berlusconi abusó de su cargo al invitar a volar en los aviones de la Aeronáutica militar, entre otros, a su amigo y cantante Mariano Apicella, y a una hipotética bailarina de flamenco el 24 de mayo de 2008 para asistir a una fiesta en Villa Certosa, la mansión sarda del magnate milanés. El Gobierno de Berlusconi aduce que siempre ha hecho un uso legítimo de los aviones, pero derogó la restrictiva normativa de Prodi en agosto de 2008, cuando entró en vigor un reglamento mucho más tolerante.

Más información

Antonello Zappadu, el fotógrafo que tomó las imágenes de Apicella y la bailarina, declaró a este diario que el tráfico de velinas y de invitados ajenos a cargos oficiales en los aviones oficiales que van y vienen al aeropuerto de Olbia es "continuo". Berlusconi ha triplicado los vuelos y los gastos respecto a su antecesor en el Gobierno, Romano Prodi.

"Estoy totalmente tranquilo porque hemos cumplido las reglas", ha dicho Berlusconi. Se trata, ha añadido, de "cosas muy mezquinas porque el primer ministro está obligado a volar en los aviones oficiales por razones de seguridad. He recibido 39 amenazas de muerte, de las cuales algunas de importantes organizaciones terroristas. Si alguna vez hay algún pasajero de más, no cuesta una lira".

Lo más visto en...

Top 50