Irán ejecuta a tres hombres acusados de perpetrar un atentado el pasado jueves

Los tres ejecutados fueron detenidos en las últimas 48 horas, y condenados a muerte tras confesar la autoría, según la agencia de noticias oficial

Las autoridades iraníes han ejecutado hoy a tres hombres acusados de perpetrar el atentado que el pasado jueves acabó con la vida de 30 personas en una mezquita de la conflictiva ciudad de Zahedan, en la frontera entre Irán, Afganistán y Pakistán.

Según la agencia oficial de noticias local Irna, los tres sospechosos han sido ahorcados este sábado en las cercanías de la mezquita atacada, apenas 48 horas después de la explosión, tras confesar su crimen y ser juzgados con celeridad.

"Han sido condenados por el delito de mohareb (enemigos de Dios), corrupción terrenal y actuar contra la seguridad del Estado", ha explicado el hoyatoleslam Ibrahim Hamidi, a quien cita Irna. El atentado, el más sangriento cometido en Irán en los últimos quince años, ocurrió el jueves por la tarde en la mezquita de Amir al Mohimi, repleta a aquella hora de fieles congregados para la oración del ocaso.

Más información

El viernes, el ayatolá Ahmad Jatamí, acusó a Estados Unidos y a "potencias arrogantes" de ser la mano que estaba detrás del ataque. Su denuncia apuntaba directamente al grupo radical suní Yundulá (Ejército de Dios), que actúa en la conflictiva región fronteriza con Afganistán de Sistán-Baluchistán y que, según Teherán, ha recibido financiación de Washington y Londres.

El líder de este grupo, Abdel Rauf Rigi, aseguró posteriormente a la televisión saudí Al Arabiya que un suicida de su grupo perpetró el atentado en la mezquita donde, según él, se celebraba un encuentro secreto de miembros de élite de la Guardia Revolucionaria.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Mienbros de la Fuerza Especial de Policía iraní recogen el cadaver de uno de los tres supuestos autores del atentado que acabó con la vida de 30 personas el pasado jueves en una mezquita de Zahedan (sureste del país). Según la agencia oficial de noticias Irna, los tres ejecutados han sido juzgados y han confesado su culpabilidad.
Mienbros de la Fuerza Especial de Policía iraní recogen el cadaver de uno de los tres supuestos autores del atentado que acabó con la vida de 30 personas el pasado jueves en una mezquita de Zahedan (sureste del país). Según la agencia oficial de noticias Irna, los tres ejecutados han sido juzgados y han confesado su culpabilidad.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción