El Papa y Netanyahu hablan de cómo hacer avanzar el proceso de paz en Oriente Próximo

El Pontífice celebra una misa en Nazaret ante unas 40.000 personas, en donde pide defender al matrimonio entre el hombre y la mujer y la familia

Benedicto XVI y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, han analizado hoy durante el encuentro que mantuvieron en Nazaret el proceso de paz en Oriente Medio y el modo para hacerlo "avanzar". El portavoz vaticano, Federico Lombardi, ha informado de que el Papa y el líder israelí hablaron a solas durante quince minutos, en el convento de los franciscanos de Nazaret. "Se han analizado, especialmente, los temas del proceso de paz en Oriente Próximo y los modos para hacerlo avanzar", ha dicho Lombardi.

La reunión de Benedicto XVI con Netanyahu se ha producido después de la celebración de una misa en Nazareth ante unas 40.000 personas en la que el Pontífice ha instado a los gobiernos a que defiendan el matrimonio basado en un hombre y una mujer, y los valores de la familia. En el penúltimo día de su gira por la región, Benedicto XVI llevó su peregrinaje hasta la localidad donde Jesús, María y José vivieron hasta el momento en que el primero comenzó su ministerio público.

Más información
Netanyahu prepara en Jordania su próxima visita a Obama

Dejando de lado asuntos políticos como el conflicto entre israelíes y palestinos, el Papa ha aprovechado su visita a la región israelí de Galilea, donde se asienta la minoría árabe que habita en el país, para expresar sus preocupaciones acerca "del deterioro de la familia en todo el mundo". Asimismo, Benedicto XVI ha hablado del "carácter sagrado de la familia, que en el plan de Dios está basada en la fidelidad durante toda la vida de un hombre y una mujer consagrados por el acuerdo del matrimonio y la aceptación del don de la nueva vida de Dios".

Acuerdo económico con Israel

Paralelamente, en temas más terrenales, una delegación vaticana, encabezada por el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, se ha reunido con otra israelí durante veinte minutos para hablar de temas relacionados con el acuerdo económico y financiero entre el Vaticano e Israel.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Israel y la Santa Sede establecieron relaciones diplomáticas en 1993 y aunque en un principio estaba previsto un acuerdo para establecer los derechos y los deberes de las comunidades católicas en territorio israelí con respecto a cuestiones de impuestos y propiedades, 16 años después sigue sin lograrse.

En los últimos años se han celebrado reuniones periódicas, pero hasta el momento sin resultados, lo que ha generado "frustración" en la Santa Sede, según reconoció el Nuncio (embajador) vaticano en Tierra Santa, Antonio Franco. La Iglesia Católica, según se queja el Vaticano, sigue sin tener personalidad jurídica, lo que le impide defenderse cuando considera que han sido ocupadas sus propiedades. Otro problema es la exención de impuestos que exige la Iglesia Católica que se le aplique, teniendo en cuenta que la ley israelí exime de su pago a los lugares de culto, como es el caso de las sinagogas.

El Vaticano pretende, asimismo la devolución de algunas propiedades que la Iglesia Católica reclama, como la sala del Cenáculo, donde según la tradición Jesús celebró la Ultima Cena.

Benedicto XVI celebra una misa en la ciudad donde vivieron Jesús, María y José, ante una congregación de más de 40.000 personas
Benedicto XVI celebra una misa en la ciudad donde vivieron Jesús, María y José, ante una congregación de más de 40.000 personasEFE
El Papa ha llegado en su Papamóvil y ha sido recibido con gritos de ¡Viva el Papa! en la que es la ciudad con mayor número de población árabe en Israel.Vídeo: VNEWS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS