Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército colombiano se incauta uno de los arsenales más grandes de las FARC

Mueren siete militares en enfrentamientos con la guerrilla cerca de la frontera con Venezuela

El Ejército colombiano se incautó ayer en el sur del país de uno de los arsenales de guerra más grandes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que iba a ser entregado a un grupo de guerrilleros que protegen al jefe militar de ese grupo armado, Jorge Briceño Suárez, Mono Jojoy, han anunciado hoy fuentes del Gobierno de Bogotá.

En el operativo militar se incautaron más de 200.000 cartuchos, morteros, granadas, minas antipersona, una tonelada de explosivos y otros elementos de guerra, según un comunicado de la Presidencia colombiana. El arsenal iba dirigido a 1.500 hombres que protegen a tres integrantes del secretariado de las FARC en el sur del país, entre ellos el Mono Jojoy, según ha informado el comandante del Ejército, Javier Flores.

Al parecer, los explosivos iban a ser utilizados para una ola de atentados que pretendía desplegar ese grupo armado en el mes de mayo, como parte de la ofensiva anunciada hace unos meses contra el Gobierno de Álvaro Uribe.

Mueren siete militares en enfrentamientos con las FARC

Un total de siete militares colombianos han muerto en enfrentamientos con las FARC en el municipio de Villanueva, al norte del país. Se trata de una zona montañosa cerca de la frontera con Venezuela, donde desarrolla su actividad el frente 59 de la guerrilla.

"En la región hay presencia de subversivos y todo indica que ha sido en combates la baja de los soldados", ha informado el director local del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía, Pedro Peinado.