Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia confirma la muerte de la mano derecha del jefe militar de las FARC

Mariana Paz era la única mujer que ocupaba un puesto en la dirección de la guerrilla, que agrupa a unas treinta personas

El Ejército colombiano informó este miércoles de la muerte de la guerrillera Martha Isabel Ardila Castellanos, la mano derecha de Mono Jojoy, el jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La guerrillera, conocida con el alias 'Mariana Paz', fue abatida el pasado 27 de febrero, durante unos combates entre las FARC y soldados colombianos en la zona de Sumapaz, en el departamento de Cundinamarca (centro del país) en el que murieron además otros 10 rebeldes, según ha informado en rueda de prensa el jefe del Ejército, Oscar González Peña.

En la misma operación, el Ejército abatió a 11 insurgentes y detuvo a otros 11, entre ellos Bernardo Mosquera Machado, alias 'El negro Antonio', responsable de decenas de secuestros en Colombia. También murió el guerrillero conocido como Gaitán, cabecilla del frente Antonio Nariño de las FARC, y fue rescatado el rehén Gregorio Aguilar Alba, por cuya libertad los guerrilleros exigían el equivalente a 270.000 dólares.

Pero no fue hasta la madrugada del jueves en España cuando las autoridades militares y policiales confirmaron la muerte de la mano derecha del Mono Jojoy, del que se rumorea que está muy enfermo.

Según el general González, Mariana Paz era considerada "la jefe de comunicaciones" del Bloque Oriental de las FARC que lidera Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, miembro del secretariado y comando superior de esa organización insurgente.

La rebelde tenía a su cargo la emisora clandestina de radio Voz Resistencia y participó en los fallidos diálogos de paz celebrados por las FARC entre 1999 y el 2002 con el gobierno del anterior presidente de Colombia, Andrés Pastrana.

Según las autoridades colombianas, Mariana Paz era la única mujer dentro del mando superior de las FARC, conformado por unos 30 rebeldes.