Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piratas piden dos millones de dólares de rescate por el capitán estadounidense

.- Liberado un barco noruego después del pago de un rescate

Los piratas que mantienen como rehén al capitán estadounidense en una balsa salvavidas que flota a la deriva en el océano Índico piden dos millones de dólares (1,5 millones de euros) por su liberación. Uno de los piratas también ha dicho a la agencia Reuters desde el puerto de Harardhere que están llevando a la zona un barco alemán secuestrado la semana pasada.

"Al saber que los estadounidenses no destruirán este barco alemán con su tripulación extranjera, ellos (los piratas) esperan reunirse con sus colegas en la balsa salvavidas. Nuestros amigos (en la balsa) esperan un rescate de dos millones de dólares así como su propia seguridad", ha dicho el pirata en condición de anonimato, según Reuters.

La información de la cifra del rescate se difunde horas después de que Richard Phillips, el capitán del Maersk Alabama, tratara de escapar lanzándose al mar. El hombre se lanzó al agua tratando de nadar hacia el buque estadounidense, pero fue capturado de nuevo, según han informado fuentes de Defensa de EE UU, que aseguran que ha salido ileso. Los ocupantes del buque de la Armada que ha acudido a la zona para presionar a los secuestradores han presenciado el intento de fuga.

Pese a la llegada de este buque, las negociaciones podrían proseguir bastante más tiempo puesto que el bote cuenta con víveres y agua para una semana. Cuatro piratas retienen al capitán Phillips, mientras el FBI intenta la liberación. Los 20 marineros que iban a bordo se rebelaron contra los captores y conseguieron recuperar el control del barco en aguas del golfo de Adén, frente a las costas de Somalia, pero a costa de perder a su capitán que cayó como rehén.

El destructor estadounidense Brainbridge, una de las unidades de la flota internacional que vigila la zona para tratar de evitar acciones de piratería, con una tripulación de medio centenar de oficiales y unos 500 marinos, se encuentra en las inmediaciones y vigila el bote salvavidas donde están los piratas y su rehén.

Resistencia de los piratas

Los piratas han advertido de que resistirán con las armas en caso de que les ataque el Ejército estadounidense. "Estamos a salvo y no tenemos miedo", ha declarado a Reuters uno de los secuestradores a través de un teléfono por satélite, en nombre de los cuatro hombres que retienen a Phillips. "Nos defenderemos si nos atacan", ha añadido.

Tras sufrir el intento de asalto, el capitán del Maersk Alabama, un portacontenedores de 17.000 toneladas, se ofreció para subir al bote salvavidas con los piratas para garantizar la seguridad del resto de marineros, antes de que éstos consiguieran retomar el control de su barco. El carguero tenía la misión de llevar ayuda alimentaria a Uganda y Somalia y está de camino al puerto keniano de Mombasa, el más importante del Africa oriental y su destino original.

Liberado un barco noruego

Por otra parte, se ha informado esta noche de que el barco noruego MT Bow Asir, de 23.000 toneladas, ha sido liberado después del pago de un rescate por parte de sus dueños. Un portavoz de la empresa Salhus Shipping AS ha confirmado la noticia, pero rehusó dar más detalles.

Sin embargo, uno de los piratas ha dicho a Reuters que los piratas tomaron el rescate y se encuentran ya en Harardhere. Algunas fuentes dicen que la naviera pagó 2,4 millones de dólares por la liberación del barco secuestrado a finales de marzo con 27 tripulantes a bordo.

Francia rescata un yate secuestrado por los piratas

Fuerzas francesas atacaron a los piratas que secuestraron la semana pasada un yate privado, en una operación en la que murió uno de los rehenes. El Gobierno francés ha informado además de que en la operación militar fallecieron dos piratas y capturaron a otros tres.

El velero Le Tanit, con dos parejas a bordo y un niño de tres años, fue capturado por los piratas el 4 de abril, a unos 640 kilómetros de la costa somalí, cuando se dirgía a Zanzíbar. La oficina del Elíseo ha dicho en un comunicado que el niño está a salvo, pero no ha ofrecido detalles de cuál de los rehenes ha fallecido.

La nota agrega que la Armada francesa estableció contacto con los piratas el jueves y que se tomó la decisión de llevar a cabo la operación de rescate después de que los corsarios rechazaran los términos del Gobierno francés y trataran de llevar el yate hacia la costa.

El comunicado concluye que el presidente, Nicolas Sarkozy, "reafirma la determinación de Francia de no ceder al chantaje y de hacer fracasar la piratería".

Más información