Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fragata española 'Numancia' evita un ataque pirata en aguas de Somalia

Los corsarios perseguían a un barco de bandera panameña.- Sus "maniobras agresivas" obligaron a los militares a efectuar "disparos de intimidación"

La fragata Numancia evitó el pasado jueves un ataque de piratas en su primera misión en el Golfo de Adén en el marco de la Operación Atalanta de la Unión Europea contra la piratería en aguas somalíes. El barco español, que el pasado lunes relevó a la fragata Victoria, interceptó un esquife con seis presuntos piratas a bordo que perseguía a corta distancia al carguero MSC Lucía, de bandera panameña, informó este viernes en un comunicado el Ministerio de Defensa.

Según la nota, la fragata española recibió en la tarde del jueves una llamada de socorro del MSC Lucía, que se encontraba a pocas millas. "Tras confirmar la información de que el mercante estaba siendo perseguido a corta distancia por un esquife sospechoso, la Numancia puso rumbo a la zona a toda máquina, alertando a su personal", indica el comunicado. Una vez la fragata española estuvo allí, la embarcación presuntamente pirata se alejó con gran rapidez. No obstante, fue posible localizarla y seguirla, en parte gracias a los sistemas de visión por infrarrojos que lleva el buque español.

"Ante la presencia de la fragata, los piratas tiraron por la borda diversos objetos, entre ellos una escala (que habitualmente se utiliza para abordar embarcaciones)", señala la nota de Defensa, que añade que "el esquife intentó evadirse con maniobras agresivas, lo que motivó que se efectuaran advertencias por altavoz y disparos de bengalas, así como varios disparos de intimidación por su proa". Así se consiguió detener el esquife "para, a continuación, enviar el equipo de visita y registro, compuesto por 11 militares especialmente armados y adiestrados para estas funciones".

A bordo de la embarcación interceptada se encontraron numerosos bidones de combustible, "aunque no se localizó material para cometer actos de piratería, ya que posiblemente fue también arrojado al agua", según las fuentes. "Una vez comprobadas las características de la embarcación y recabados datos de sus tripulantes, se procedió a continuar con las labores de vigilancia por la zona de operaciones", concluye el comunicado.

La fragata Numancia sustituye a la Victoria desde el pasado día 6 en el marzo de la Operación Atalanta de la UE (EUNAVFOR) en el Cuerno de África. Al frente de esta misión europea se encuentra el capitán de navío español Juan Manuel Garat Caramé, que ha relevado al comodoro griego Antonios Papaioannou. La fuerza aeronaval europea está compuesta por ocho fragatas, dos aeronaves y unos 1.200 efectivos de distintos países. Además de la Numancia, España aporta el petrolero de flota Marqués de la Ensenada y el avión de patrulla marítima P-3 Orión.