_
_
_
_

Obama pide a los jóvenes musulmanes superar los estereotipos sobre Israel y EE UU

El presidente estadounidense se reúne con representantes del judaísmo, el islam y el cristianismo dentro de su gira turca

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Barack Obama ha pedido hoy a los jóvenes musulmanes y judíos superar los estereotipos y mirarse mutuamente con mayor generosidad y más voluntad de entendimiento. A los musulmanes en particular les ha pedido también "olvidar los prejuicios sobre Estados Unidos impuestos por la televisión y las películas".

Sólo de esa forma será posible romper el estatus quo del enfrentamiento palestino-israelí, "insostenible para ambos", según el presidente norteamericano, y avanzar hacia una solución. En ese conflicto, según Obama "se tiende a extender estereotipos o a echar la culpa al otro". "Entre los musulmanes se tiende a pensar que toda la culpa es de los israelíes. Igual les digo a mis amigos judíos, que tienen que ver la perspectiva de los palestinos".

Más información
Obama ofrece la reconciliación al islam
Obama muestra su reconocimiento a las tropas en Irak con un viaje sorpresa

Profundizando en su mensaje de reconciliación, un día antes, hacia el Islam, el presidente norteamericano ha prometido hacer todo lo que esté en su mano para resolver el principal problema de Oriente Próximo. "La situación actual no es sostenible para ninguno. Para Israel, porque el aumento del radicalismo lo hace más inseguro; para los palestinos, porque no pueden obtener el desarrollo económico que necesitan", ha asegurado.

Obama ha dicho que su Gobierno no iba a dictar a israelíes y palestinos la mejor solución para ellos, pero sí se iba a involucrar intensamente en la negociación para obtener "la paz a través de dos Estados independientes".

Este ha sido uno de los asuntos que, en el último día de su gira europea, le han planteado a Obama un grupo de jóvenes turcos con los que se ha reunido en una sesión abierta de preguntas y respuestas. El presidente norteamericano ha comprobado las sospechas y recelos que aún subsisten en esta parte del mundo hacia él y hacia Estados Unidos.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Uno de los participantes le ha manifestado que, aparte del diferente lenguaje, la política norteamericana es la misma ahora que bajo la presidencia de George Bush y que, en realidad, no había tanta diferencia entre ambos. "Eso lo dirá el tiempo", le ha contestado Obama, quien ha recordado algunos cambios hechos por su Gobierno y ha pedido paciencia para esperar más. Ha admitido, no obstante, que sigue considerando al terrorismo de Al Qaeda como una amenaza y asegura que no se retirará de Irak precipitadamente.

"Imagino que algunos habían pensado que, puesto que yo me opuse a la guerra, saldríamos de Irak inmediatamente. No es así. Yo quiero hacerlo de forma responsable", ha declarado.

Otro joven ha puesto en duda que las promesas de Obama, como la de acabar con las armas nucleares, sean alcanzables alguna vez. "No soy un idealista", ha respondido, "sé que cosas como esa van llevar tiempo". Ha relatado que, en su reciente entrevista en Londres con el presidente ruso, Sergei Medvedev, habían reparado en el hecho de que ambos habían crecido políticamente después de la guerra fría, por lo que no se veían automáticamente como enemigos. Y ha asegurado que esa actitud hace más posible avanzar en asuntos como el desarme.

"La actitud solamente no va a cambiar las cosas, por supuesto. Hace falta avanzar en acciones concretas. Pero hay que ponerse en marcha para poder avanzar", ha afirmado.

Obama ha insistido en que no cesará de promover la incorporación de Turquía a la Unión Europea, "aunque no esté de acuerdo mi amigo Sarkozy". "Creo que, aunque EE UU no sea miembro de la UE, yo puedo opinar de la política europea, como los europeos opinan desde hace mucho tiempo de la política norteamericana", ha afirmado.

Este encuentro con los jóvenes ha sido el broche de un viaje que ha representado, esencialmente, un considerable balón de oxígeno para la imagen de EE UU. Una estudiante le ha dicho a Obama que, antes de su elección como presidente, sentía vergüenza de Estados Unidos, y que esa vergüenza se ha transformado ahora en orgullo.

El presidente de EE UU, junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en el templo de Santa Sofía en Estambul.
El presidente de EE UU, junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en el templo de Santa Sofía en Estambul.AP

Obama visitará Israel en junio

Obama visitará Israel y a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en junio próximo para expresar su apoyo al proceso de paz de Oriente Próximo, informa hoy el diario Haaretz.

Una fuente diplomática de ese país ha revelado al diario que las embajadas estadounidenses en la región han sido informadas de la visita, que Obama realizará en el marco de un desplazamiento a Francia como invitado del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

La prevista visita de Obama seguirá a una entrevista en Washington con el nuevo primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y tendrá el objetivo de "enfatizar" su compromiso con la solución de dos estados. Un compromiso que el enviado especial estadounidense para la región, George Mitchell, se encargará también de transmitir a las partes en una gira previa a la de Obama.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_