Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama quiere un "nuevo comienzo" en las relaciones con Irán

El mandatario difunde un vídeo conciliador en el año nuevo iraní.- Teherán dice que "se dé cuenta de los errores previos" y mantendrá su programa nuclear

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha hecho hoy su más explícita oferta de diálogo a Irán a través de un método sin precedentes. En un vídeo grabado por la Casa Blanca para el pueblo y los líderes iraníes y emitido con subtítulos en farsi, Obama propone a Teherán "un nuevo comienzo" y llama a una nueva era de paz y asociación entre ambas naciones. El formato no podía ser más atractivo y la fecha de emisión a través de televisiones en Oriente Próximo no podía ser más significativa: la festividad de Nowruz -que significa nuevo día -, el comienzo de 12 días de fiesta que marcan el inicio de la primavera.

"Hemos tenido serias diferencias que han ido creciendo con el tiempo", dice el presidente en el vídeo. "Pero mi Administración está ahora comprometida a ejercer una diplomacia que aborde todo el espectro de asuntos entre nosotros y a buscar lazos constructivos entre EE UU, Irán y la comunidad internacional".

Para quien quiera leer entre líneas, el presidente comienza su discurso alabando a la "gran civilización iraní" como método para acercarse a su pueblo. A continuación, despliega su rama de olivo con la mayor delicadeza y anuncia una "agenda es muy ambiciosa" que incluye conversaciones cara a cara. "El proyecto sugiere diálogo directo si eso es lo que quiere Irán", afirma. Y en una escueta frase -"este proceso no avanzará con amenazas"- rechaza, inicialmente, el recurso a una acción militar. "En lugar de las amenaza buscamos un compromiso honesto y basado en el respeto mutuo".

Washington rompió relaciones diplomáticas con Teherán hace tres décadas, tras el estallido de la Revolución Islámica en 1979 y después de que ese mismo año un grupo de islamistas iraníes mantuvieran secuestrados a 52 estadounidenses durante 444 días en la embajada de EE UU en la capital de Irán. Hoy en día Estados Unidos acusa al régimen de buscar una bomba nuclear bajo la fachada de un programa civil de energía atómica -acusación que Irán niega- y de financiar y abastecer de armas a Hezbolá en Líbano y Hamás en Gaza.

A pesar de ello, y obedeciendo a la mano tendida de la que habló Obama en su discurso de toma de posesión siempre y cuando los países rivales abrieran su puño, el mandatario asegura en este video que "Estados Unidos quiere que la república islámica tenga su merecido sitio en la comunidad de naciones". "Ustedes tienen ese derecho", concede Obama, pero no sin puntualizar que ese derecho "acarrea responsabilidades reales y no puede ser alcanzado por medio del terror o las armas, sino por acciones pacíficas que demuestren la verdadera grandeza del pueblo iraní y su civilización". Dice el líder del mundo libre que "la medida de esa grandeza es no la capacidad de destruir, si no su demostrada habilidad para construir y crear". Se recoge el palo para ofrecer la zanahoria.

La Administración Obama perfila estos días a puerta cerrada la estrategia a seguir respecto a Irán. A pesar de que durante el mensaje grabado Obama evita pronunciar el tema nuclear, el asunto es clave para la Casa Blanca y en opinión de los expertos el tiempo corre en su contra. Como ya dijera el jefe de la CIA el pasado mes en el Congreso, "según la información que yo tengo no cabe duda de que buscan el arma nuclear". Sin embargo, el espionaje también reconoce que si bien Teherán puede tener la tecnología para su fabricación no ha llegado a producir ningún arma. "Nuestra estimación es que entre 2010 y 2015 podrá producir el uranio enriquecido suficiente para producir un arma nuclear", dijo el director nacional de inteligencia, Dennis Blair, la semana pasada en el Congreso.

Obama reconoce que la tarea no es fácil. "Existen aquellos que insisten en que nos definamos por nuestras diferencias", declara el presidente. "Pero dejarme recordar las palabras que escribió el poeta Saadi hace muchos años: 'Los hijos de Adán son miembros del mismo cuerpo, que han sido creados de una sola y misma esencia?". Ambiciosa agenda la del presidente.

El presidente de Israel también apela a los iraníes

El presidente de Israel, Simon Peres, también se ha dirigido a la la población iraní con motivo del año nuevo persa en el que instó a los iraníes a derribar a los líderes extremistas y recuperar su lugar entre las "naciones ilustradas". Asimismo, admitió las malas relaciones entre el Estado hebreo y las autoridades de la República Islámica.

"En la víspera del año nuevo, me dirijo al noble pueblo iraní en nombre del antiguo pueblo judío y le insto a reclamar su lugar entre las naciones ilustradas del mundo", dijo Peres. "Este es un país muy rico, con una cultura muy rica, ¿por qué dejan que unos cuantos fanáticos religiosos tomen el peor camino a los ojos de Dios y de los hombres?", se preguntó Peres, quien leyó el mensaje especial, con partes en farsi, y fue retransmitido por la radio israelí.

Omisiones y acciones

El mensaje ha pillado por sorpresa a Irán. Toda vez conocido el vídeo conciliador de Obama, Ahmadineyad ha expresado su deseo de que el inicio del nuevo año persa sirva para que "la justicia reemplace al odio y la discriminación en la escena internacional", pero no se ha referido a las palabras de su homologo estadounidense. Más allá, el líder supremo, el ayatolá Ali Jameini, ha asegurado que las potencias occidentales no podrán detener el programa nuclear iraní, sin hacer tampoco mención al mensaje de Obama.

En círculos oficiales, sin embargo, Teherán ha felicitado a Obama por sus palabras pero a la espera de "acciones". Un alto mando oficial iraní ha asegurado a la agencia Reuters que Irán "todavía espera pasos prácticos de EE UU" y ha rechazado las sanciones contra su país. "Damos la bienvenida al interés del gobierno estadounidense por sentar las bases diferentes, pero Washington debería darse cuenta de sus errores previos", ha dicho un responsable del Gobierno iraní, Aliakbaar Javanfekr.

Más información