Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy confirma el ingreso de Francia al mando integrado de la OTAN

Tras más de cuatro décadas, Nicolas Sarkozy anuncia el retorno al mando militar de la Alianza, debido a los cambios en las condiciones de seguridad mundial

Han pasado 43 años y cuatro días. El general Charles de Gaulle, el 7 de marzo de 1966, por carta, apartó a Francia del mando integrado de la OTAN debido a divergencias con los estadounidenses. Hoy, el presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy, ha anunciado que "ha llegado el momento" de regresar al "núcleo duro" de la Alianza, en un discurso pronunciado en la centenaria Escuela Militar, en París, en el que no olvidó mencionar al viejo general: "¿Quién puede saber lo que habría hecho hoy De Gaulle? ¿Quién se cree que habría hecho en 1966 la política de 1923?".

Sarkozy, de este modo, irrumpió en un debate que divide a la sociedad francesa estos días sobre la integración completa de Francia en la Alianza. No sólo la izquierda en bloque se opone. También hay un número indeterminado de diputados de derecha, viejos gaullistas en su mayoría, y dos ex primer ministros: Dominique de Villepin y Alain Juppé.

El presidente de la República ha comenzado su discurso recordando que en este momento "por primera vez en la historia, Francia no sufre ninguna amenaza de invasión militar". Esto no quiere decir, para Sarkozy, que no existan peligros de los que defenderse, entre los que el mandatario francés citó en primer lugar el terrorismo. Después ha asegurado: "Las crisis que golpean el mundo afectan a nuestros valores, a nuestros intereses y a la seguridad de los franceses".

Luego ha asegurado que en este mundo que se metamorfosea a gran velocidad es preciso que Francia cambie para que continúe siendo una gran potencia. "No creo que el papel de una gran potencia responsable como Francia deba quedarse a medio camino, es decir, en ninguna parte", ha añadido.

Sarkozy ha insistido en el contrasentido que a su juicio implica pertenecer a la Alianza -Francia fue de uno de sus miembros fundadores en 1949- sin formar parte del mando integrado: "Nuestros soldados actúan en las operaciones militares pero no tomamos decisiones", ha afirmado.

Con todo, el presidente de la República ha precisado que Francia conservará su independencia. La perdida de soberanía o que ésta acabe en manos de EE UU ha constituido el eje de la crítica de los diputados del partido de Sarkozy que se oponen al ingreso en el "nucleo duro" de la Alianza. Sarkozy les ha contestado expresamente: "Las Fuerzas Armadas son y seguirán siendo nacionales. No podrán integrarse en ningún Ejército supranacional del que perdamos la responsabilidad. Además, nadie quiere eso".

Y ha agregado: "Conservaremos nuestra fuerza nuclear de forma independiente y conservaremos nuestra libertad de opinión a la hora de enviar tropas". Después ha concluido sobre este asunto: "Afirmo solemnemente que los que aseguran que nuestra independencia se verá mermada engañan a los franceses. E insultan a nuestros socios europeos, a nuestros aliados, dejando entender que no son independientes. Felipe González, un gran europeo que llevó a España a la OTAN lo ha dicho últimamente [en referencia a una tribuna del ex presidente del Gobierno español aparecida en Le Figaro]".

Sarkozy ha terminado su discurso recordando que la próxima semana el debate se traslada a la Asamblea Nacional. Previsiblemente, los diputados de la UMP, el partido de centro derecha de Sarkozy, que no están de acuerdo con el ingreso definitivo en la Alianza se ausentarán de la sala. El 2 de abril, se celebrará una reunión de la OTAN en las ciudades fronterizas de Kehl (Alemania) y Estrasburgo (Francia), separadas por el Rhin. Será allí, previsiblemente, donde Sarkozy oficialice la petición francesa de ingresar en el mando integrado de la Alianza. Se cumplirán entonces 60 años de la creación de la OTAN y 43 desde que De Gaulle envió una carta a Lyndon B. Johnson comunicándole que Francia se apartaba del "núcleo duro" y conminándole a que levantara las bases americanas de territorio francés.