Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Livni rechaza entrar en el Gobierno de unidad de Netanyahu en Israel

La segunda reunión entre los líderes de Kadima y Likud concluye sin acuerdo

La segunda reunión entre Tzipi Livni y Benjamín Netanyahu para formar un Gobierno de unidad en Israel ha terminado hoy sin acuerdo. Las posiciones del líder del Likud, encargado de formar Gobierno, y de la jefa de Kadima siguen estando demasiado alejadas, según han confirmado ambos al término de su encuentro. El escollo principal entre ambos es el enfoque del proceso de paz con los palestinos.

"La visión de dos Estados (para dos pueblos) no es un mero eslogan. Unidad nacional no es meramente sentarse en el Gobierno, sino un camino en conjunto", ha dicho Livni al salir de la reunión. "La reunión ha terminado sin acuerdo sobre asuntos que creo que son fundamentales para unirme al Gobierno", ha dicho la ministra de Exteriores saliente. De nada han servido las ofertas ministeriales que ha hecho el líder de Likud, encargado por el presidente, Simón Peres, de formar Gobierno pese a que su partido quedó segundo en las elecciones del pasado 10 de febrero, con 27 escaños, por 28 del partido Kadima liderado por Livni.

Pese a los resultados, Netanyahu siempre pareció más en condiciones de formar Gobierno, dado el apoyo que podía granjearse por la derecha, con el Yisrael Beiteinu de Avigdor Lieberman y el resto de pequeños partidos ultras como los de los colonos y los de los ultraortodoxos. En todo caso, para el Likud es importante no formar un Gobierno demasiado dependiente de pequeños partidos de extrema derecha, algo que no gusta nada a la nueva administración estadounidense de Barack Obama.

Los dos dirigentes se han reunido hoy en Tel Aviv, por segunda vez en menos de una semana, para estudiar la posibilidad de alcanzar un pacto que les permitiera formar un Gobierno de unidad nacional. Para conseguir su apoyo, Netanyahu ha ofrecido a Livni un gran protagonismo en el Gobierno, así como dos de los tres puestos ministeriales más importantes. Además, según informa el diario israelí Haaretz, el líder del Likud se ha comprometido a trabajar con ella para hacer avanzar el proceso de paz con los palestinos. Sin embargo, esto no es suficiente para Livni, ya que, según ha dicho, no se ha comprometido a la solución de dos Estados: Israel y Palestina.

"Está claro que la unidad requiere compromiso y dar pasos hacia el otro", ha lamentado Netanyahu tras el encuentro. "Estaba preparado para ir muy lejos por el bien de la unidad". Se ha esforzado Netanyahu por hacer aparecer a Livni como la culpable de que el acuerdo no sea posible. "He hecho todo lo que estaba en mi mano para llegar a la unidad, que tan importante es de cara a los desafíos de seguridad y económicos a los que Israel tiene que hacer frente. Lamentablemente, me he topado con un no categórico", ha dicho Netanyahu.

Solana en Gaza

El responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, ha visitado hoy la franja de Gaza, donde ha podido ver de primera mano la destrucción causada en la región por la ofensiva israelí de 23 días de los pasados meses de diciembre y enero. La de hoy ha sido su primera visita a Gaza desde que el movimiento integrista Hamás se hizo con el control del territorio en junio de 2007 y ha aprovechado para apostar por el diálogo y la reconciliación entre Al Fatah y Hamás, que intentan superar sus profundas diferencias con la mediación de Egipto. Solana ha dicho que la posición oficial de la UE, que considera a Hamás una organización terrorista, dependerá del resultado de las negociaciones entre las dos facciones palestinas.

"Es un primer paso, veremos qué ocurre, pero en principio, dado que la gente de El Cairo conoce muy bien [el conflicto de Oriente Próximo], apoyamos ese proceso", ha dicho Solana.

Más información