Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Ban Ki-moon pide en Davos una partida millonaria para reconstruir Gaza

El secretario general de la ONU solicita a la comunidad internacional 613 millones de dólares en el Foro Económico.- Cohetes palestinos impactan en el sur de Israel mientras continúan los bombardeos en Gaza

Durante una rueda de prensa el Foro Económico de Davos, el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, ha pedido a la comunidad internacional que done con urgencia cientos de millones de dólares con los que ayudar a la reconstrucción de Gaza, mientras la violencia continúa haciendo mella en la frágil tregua entre Israel y los milicianos de Hamás.

El llamamiento de la ONU es urgente y millonario. Ban y el vicesecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, han dicho se necesitan 613 millones de dólares (unos 452 millones de euros) para ayudar a un millón y medio de personas en la franja, devastada por tres semanas de ofensiva militar israelí, en la que murieron 1.300 palestinos, entre ellos muchos niños y mujeres, y unos 5.300 resultaron heridos.

De esa cantidad, sólo se ha cubierto hasta el momento 80 millones de dólares, por lo que apelaron a la generosidad de los donantes para completar los 533 millones restantes. "Durante mi reciente visita a Gaza (una vez en vigor el frágil alto el fuego declarado) le di mi palabra al pueblo palestino de que Naciones Unidas y yo mismo haríamos todo lo posible por ayudarles y pido a la comunidad internacional que me ayuden a cumplir mi promesa", señaló Ban en una conferencia de prensa.

Según la evaluación efectuada por la ONU, una gran parte de los fondos solicitados, 128 millones de dólares, se destinarán a proporcionar viviendas a quienes las han perdido. Un total de 21.000 casas quedaron destruidas o gravemente dañadas.

La tregua, en peligro

En las últimas horas, al menos un cohete Al Kasam ha impactado en los alrededores del Kitubt Gebin, cercano a la localidad sureña israelí de Sderot. El diario Jerusalem Post informa del impacto de dos cohetes en territorio israelí. El Ejército israelí ha respondido con bombardeos en el sur de Gaza.

El impacto de los proyectiles no ha causado heridos, pero se trataría del segundo ataque de milicianos palestinos desde que comenzó en Gaza el alto el fuego unilateral declarado por separado por Israel y por Hamás el pasado día 18 de enero. Anoche había caído en la región de Eshkol el primer cohete desde la tregua, que fue respondido por el Ejército israelí con bombardeos contra el sur de la franja. Previamente a este ataque palestino, aviones israelíes bombardearon un almacén de armas del sur de la franja.

Mitchell exige un alto el fuego

Esta escalada de la violencia se produce en plena visita oficial a la región del enviado especial de EE UU a Oriente Próximo, George Mitchell, quien ha reclamado un alto el fuego firme en Gaza.

Mitchell se ha reunido primero con el presidente egipcio Hosni Mubarak, mediador en el conflicto entre Hamás e Israel. "Es crucial que el alto el fuego se amplíe y se consolide y nosotros apoyamos los continuados esfuerzos egipcios en este sentido", ha declarado el enviado estadounidense, designado la semana pasada por el presidente Barack Obama. "La decisión de Obama de enviarme a la región, menos de una semana después de su toma de posesión, es una prueba clara y tangible de su compromiso con la paz y la estabilidad", insistió Mitchell.

El enviado estadounidense también se ha reunido con el primer ministro israelí Ehud Olmert. Ambos han discutido "la importancia crucial de consolidar el alto el fuego, incluyendo el cese de las hostilidades, y la reapertura de los pasos fronterizos" en palabras de Mitchell. Olmert ha respondido a las peticiones de Mitchell que la reapertura de los pasos fronterizos con Gaza depende de la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado desde junio de 2006.

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, se entrevistó con líderes de Israel y la Autoridad Nacional Palestina para impulsar un alto el fuego firme en Gaza. Solana recordó que "estamos viviendo sobre la base de dos declaraciones unilaterales" y señaló que es necesario un "alto el fuego real" en Gaza y sus alrededores.