Italia llama a consultas a su embajador en Brasil

El Gobierno brasileño ha concedido asilo y se niega a extraditar a Cesare Battisti, un activista de izquierdas condenado por asesinato en Italia

El Gobierno italiano ha llamado a consultas a su embajador en Brasil, Michele Valensise, después de que Brasil haya concedido el estatus de refugiado político al ex activista de izquierdas Cesare Battisti, condenado por la Justicia italiana a cadena perpetua y haya rechazado la extradición. Battisti fue detenido en Rio de Janeiro en 2007.

Según ha informado el Ministerio de Exteriores italiano en una nota de prensa, esta decisión llega después de que la Procuraduría General de Brasil recomendara al Supremo Tribunal Federal (STF) que se incline por conceder el refugio político y la libertad al ex activista de izquierdas. "Tras la grave decisión tomada sobre el caso Battisti por parte del procurador (fiscal) general de la República [de Brasil], el ministro de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, ha decidido llamar a consultas a Roma al embajador de Italia en Brasil, Michele Valensise", dice el comunicado italiano.

Ayer por la tarde (madrugada en Europa), el procurador (fiscal) general de Brasil, Antonio Fernando de Souza, recomendó rechazar y archivar la demanda de extradición presentada por Italia contra Battisti. Era el resultado lógico después de que, el pasado 13 de enero, Brasil decidiera conceder asilo político a Battisti, lo que causó gran malestar en Italia.

Battisti era el líder del grupo Proletarios Armados por el Comunismo, una organización de izquierda radical que cometió diversos atentados en los 70. En 1993, fue condenado a perpetuidad en Italia por cuatro asesinatos cometidos en los años 70, pero Battisti huyó a Francia, al igual que otros activistas de izquierda italianos, como Marina Petrella , cuyo caso ha saltado a la prensa en el último año por negarse Francia, donde había rehecho su vida y formado una familia, a extraditarla a Italia , donde estaba condenada por asesinato.

A principios de los 2000, Francia cambió la política sobre estos activistas refugiados en su territorio y empezó a conceder extradiciones. Por elló, Battisti huyó a Brasil, donde fue detenido, en Rio de Janeiro en marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50