Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo armado ataca la cadena mexicana Televisa en Monterrey

La policía y el Ejército han acordonado la zona - No hay que lamentar víctimas mortales

Un grupo de encapuchados ha lanzado esta madrugada (hora española) una granada y ha realizado varios disparos contra las instalaciones de la cadena Televisa en el centro de Monterrey, han informado fuentes de la policía estatal de Nuevo León. Los asaltantes, presuntos narcotraficanes, han dejado una nota amenazante dirigida a los periodistas.

El ataque se ha producido contra la cadena ubicada en el noreste de la ciudad de Monterrey durante la emisión vespertina de las noticias, según los periodistas, que han informado sobre lo ocurrido en directo.

Agentes federales y soldados del Ejército han acordonado el lugar y la emisora ha evacuado a parte de los trabajadores de la sede en esta ciudad. Según el director de noticias de la televisora local, Francisco Cobos, "ha sido un comando armado en dos camionetas con sujetos encapuchados los que han atacado las instalaciones", recoge el diario El Universal en su edición digital . Cobos ha informado de que la granada ha caído en una zona "donde no había nadie", y que por tanto, no ha habido heridos.

Minutos después de los hechos, militares y policías han hallado en la zona un mensaje abandonado en un automóvil estacionado cerca, presumiblemente dejado por los agresores y dirigido contra Televisa Monterrey. "Ya dejen de transmitir nada más a nosotros. También transmitan a los narcomandatarios. Esto es un aviso", recoge el texto.

Daños materiales

Los primeros datos señalan que un automóvil pasó junto a la sede de Televisa, ubicada entre las calles de Albino Espinosa y José Marroquín Leal, en el centro de Monterrey, y desde el mismo se han efectuado los disparos y lanzado una granada, que ha estallado y dejado daños en una pared.

La cadena ha condenado de manera enérgica el atentado. "Esta noche todos los que trabajamos en Televisa condenamos el atentado, el acto de violencia, la intimidación, el intento de acallarnos, de acallar la libertad de expresión, que no es de los periodistas sino de todos los mexicanos", ha dicho el periodista Joaquín López Dóriga, en un mensaje en los informativos de más audiencia de la cadena.

México se enfrenta a una espiral de violencia debido al tráfico de drogas que acabó con la vida de más de 5.700 personas durante el año pasado. Asimismo, los ataques contra los medios de comunicación son frecuentes desde que el mandatario mexicano, Felipe Calderón, lanzara su ofensiva militar contra los cárteles de droga en 2006.