Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos duplica en 2009 su presupuesto militar

Argelia incrementa en un 10% su gasto en defensa

Marruecos va prácticamente a duplicar su gasto en defensa en 2009. Alcanzará los 34.625 millones de dirhams (3.206 millones de euros) que equivalen al 16% de los presupuestos del Estado y al 4,6% del Producto Interior Bruto. Es el porcentaje más alto del reinado de Mohamed VI que empezó en 1999.

El fuerte crecimiento se explica, en buena medida, por la rivalidad militar con la vecina Argelia. Éste país aumenta también de forma llamativa su gasto militar (10%) en 2009 hasta situarlo en 3.820 millones de euros. Representará casi un 13% de los presupuestos generales de los que será su principal partida por encima de la educación.

Abderrahman Sbai, que desempeña en la práctica el cargo de ministro de Defensa en Marruecos, explicó ante una comisión del Parlamento que el incremento de recursos se debe al interés del rey Mohamed VI por desarrollar las Fuerzas Armadas Reales. El presupuesto de defensa y el de la Casa Real son aprobados sin debate.

Sabai subrayó además la determinación del monarca a inculcar en el Ejército "una conciencia religiosa moderada" y a "inmunizarlo contra las tendencias que no respetan los principios del rito malekita" que se practica en Marruecos. Aludía al radicalismo islámico.

El auge del presupuesto servirá, según Sbai, para mejorar los sueldos de militares y gendarmes. Aunque no lo recordó Rabat deberá pagar en los próximos años algunas compras de armamento como 24 cazabombarderos F-16, por importe de 1.718 millones de dólares -el 80% será sufragado por Arabia Saudí- y una fragata FREMM francesa que costará unos 500 millones. Marruecos construye además una base naval en Ksar Sghir, pegada a Ceuta, presupuestada en 129 millones de euros.

Estas compras sitúan a Marruecos en el quinto puesto entre los países árabes por el volumen de armamento adquirido, pero Argelia ocupa el tercer lugar en la clasificación justo detrás de Arabia Saudí y Qatar, según el instituto sueco SIPRI.

A diferencia de los presupuestos de defensa magrebíes, el de España disminuye en 2009 un 2,98%. Caerá hasta 8.240 millones. Aún así multiplica por 2,5 al de Marruecos, pero supone un mucho menor esfuerzo económico, apenas el 4% de los presupuestos generales.