La UE se suma a la presión a Zimbabue para que Mugabe dimita

Los 27 discuten hoy la inclusión de 11 nombres más en la lista de altos cargos vetados en Europa

"Mugabe debe irse", ha declarado el presidente de turno de la Unión Europea, el francés Nicolas Sarkozy durante un discurso conmemorativo del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos pronunciado esta mañana. La UE se une de esta manera a las voces que piden la salida del dirigente como solución a una situación que adquiere tintes más dramáticos cada día.

También jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, se ha unido esta mañana a las voces que exigen la dimisión del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, después de meses de un vacío de poder que ha paralizado al Estado a la hora de proteger a los ciudadanos. Una epidemia de cólera se ha cobrado más de 560 vidas en las últimas semanas, ha contagiado a más de 12.000 personas y amenaza con extenderse a los países vecinos, mientras el Gobierno bloquea las negociaciones para el reparto de poder con la oposición tras unas elecciones que perdió.

Más información
Gordon Brown arremete contra el régimen de Zimbabue
La epidemia de cólera causa 500 muertos en Zimbabue

"Creo que ha llegado el momento de aplicar toda la presión posible para lograr que Mugabe se vaya", ha asegurado Solana a la prensa antes de entrar a la reunión de ministros de Exteriores de la Unión. Ha añadido que es probable que la sesión decida la inclusión de 11 nombres más en la lista de 100 altos cargos del Gobierno de Harare que tienen prohibida la entrada a la UE. El diplomático ha descartado otro tipo de sanciones económicas a un país con la economía completamente arruinada.

El viernes pasado fue la jefa del departamento de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, quien censuró a Mugabe al asegurar que había llegado el momento de que se fuera. Al día siguiente, el primer ministro británico, Gordon Brown, acusó a Harare de ser "un régimen manchado de sangre" e instó a la comunidad internacional a unirse en "una sola voz para decirle a Mugabe que ya está bien".

Tanto EE UU como Reino Unido han aclarado que deben ser los países africanos los que se ocupen de buscar una solución a la parálisis política que vive el país y de resolver la posible crisis humanitaria que se puede producir en caso de que el Estado zimbabuense no pueda resistir la crisis económica y sanitaria. El pasado jueves, Harare declaró el estado de emergencia nacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Un niño acarrea agua de un pozo desprotegido, del que se sabe que ha sido fuente de contagio de cólera, en Harare. La falta de suministro en las ciudades fuerza a la población a recurrir a fuentes de agua insálubres
Un niño acarrea agua de un pozo desprotegido, del que se sabe que ha sido fuente de contagio de cólera, en Harare. La falta de suministro en las ciudades fuerza a la población a recurrir a fuentes de agua insálubresAFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS