Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Constitucional fuerza la dimisión del primer ministro tailandés

El 'número dos' del saliente Wongsawat asume el cargo de jefe del Ejecutivo provisional.- El Constitucional tailandés había ordenado la disolución del partido en el poder

El Tribunal Constitucional de Tailandia ha conseguido hoy lo que no ha conseguido seis meses de movilizaciones de la oposición. El Tribunal ha ordenado la disolución del Partido del Poder del Pueblo (PPP) por fraude electoral cometido en 2007. Se trata del partido del primer ministro, Somchai Wongsawat, al que además inhabilita para la política. El hasta ahora viceprimer ministro, Chavarat Charnvirakul, ha asumido el cargo de jefe del Ejecutivo provisional. Los manifestantes de la oposición, que bloquean desde la semana pasada los dos aeropuertos de Bangkok, atrapando a miles de turistas, han celebrado la decisión y han anunciado que abandonarán esta noche su protesta.

Sondhi Limthongkul, líder de la Alianza del Pueblo por la Democracia (APD), el partido que ha protagonizado seis meses de movilizaciones contra el Gobierno de Somchai, al que acusan de corrupción, ha anunciado que pondrán fin al bloqueo de los aeropuertos de Bangkok, el de Don Luang y el de Suvarnabhumi, mañana a las 10.00 de la mañana (3.00 GMT). Asimismo, pondrán fin por el momento a todo acto de protesta. Por el moemtno, es pronto para saber cuándo estará normalizado el tráfico aéreo, según ha dicho la autoridad aeroportuaria.

La decisión de la APD llega como consecuencia del golpe de gracia que ha propinado el Constitucional tailandés al Gobierno de Somchai. En una decisión que se esperaba con gran expectación, ha decidido disolver el PPP y otros dos de los seis partidos que forman la coalición gubernamental e inhabilitar al primer ministro por cinco años. El tribunal estima que tanto el PPP como los otros dos partidos cometieron fraude en las elecciones generales que les dieron el poder en 2007, por lo que también inhabilita a los líderes de esos partidos por cinco años.

Somchai ha asumido la sentencia y ha renunciado. Pese al dictamen del Constitucional, los otros partidos de la coalición han optado por "seguir adelante" y elegir a un nuevo primer ministro en una votación parlamentaria el próximo 8 de diciembre. Estiman que la coalición aún goza de una holgada mayoría. Por el momento, es el viceprimer ministro, Chavarat Charnvirakul, el que se hará cargo del puesto.

Protestas del otro bando

Tras la decisión del Constitucional, lo que ha cambiado es el color de las protestas. Ahora son los partidarios del Gobierno, vestidos de rojo, los que amenazan con tomar las calles, tomando el relevo de los simpatizantes del APD, en cuya indumentaria predomina el amarillo. De hecho, manifestantes pro-gubernamentales han marchado en el exterior del Tribunal. Horas antes de la decisión del Constitucional, una simpatizante del APD ha muerto después de que alguien lanzara una granada contra los opositores concentrados en el aeropuerto de Don Muang.

Mientras, el rey Bhumibol, reverenciado por el APD, marcadamente monárquico, ha eludido durante un desfile militar referirse a la crisis política que vive el país. Otras veces sí lo ha hecho. La crisis en realidad comenzó en 2006, cuando un golpe militar acabó con el Gobierno de Thaksin Shinawatra. Tras un periodo de gobierno militar, se celebraron elecciones en 2007, ganadas por el PPP. Thaksin fue acusado entonces de corrupción y huyó a Londres, donde reside ahora. El APD acusa a Somchai, cuñado de Thaksin, de los mismos pecados.

La revuelta, que se radicalizó la semana pasada con el bloqueo y cierre de los dos principales aeropuertos del país, ha dejado atrapados a decenas de miles de turistas, que no pueden salir del país. Se estima que son unos 250.000 los turistas que se han visto afectados, por no hablar del perjuicio al turismo, la principal industria del país.