Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calderón reconoce que la mitad de los policías mexicanos son "no recomendables"

El Gobierno envía a la ONU un informe que admite que su sistema de justicia requiere "urgentemente" una depuración

El presidente mexicano, Felipe Calderón, admitió ayer, durante una sesión de preguntas parlamentarias en el Senado, que, según un estudio realizado sobre los más de 56.000 policías municipales y nacionales, así como a los de nuevo ingreso en la Policía Federal Preventiva, casi la mitad de los agentes evaluados son "no recomendables".

En concreto, el informe recoge que en términos generales el 49,4% de los policías analizados pertenecen a este grupo, aunque el dato se eleva entre los 26.165 pertenecientes a la seguridad pública municipal, hasta un 61,5%, según publica el diario local El Universal.

Por regiones, las entidades con mayor porcentaje de evaluados como "no recomedables" son Zacatecas, con un 70,7%, Coahuila, un 69,7%, y San Luis Potosí, donde el 64,7% de los agentes han sido puestos en tela de juicio.

Coincidiendo con la difusión de este informe, el Gobierno mexicano ha revelado a la ONU en otro documento que su sistema de justicia requiere "urgentemente" una depuración, modernización y profesionalización en todas sus áreas. En ese texto, las autoridades mexicanas confiesan que han tenido que recurrir al Ejército para poder combatir a los grupos que forman parte del crimen organizado, especialmente el narcotráfico, y poder restablecer las condiciones "mínimas" de seguridad.