Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los secuestradores del petrolero rebajan el rescate a 15 millones de dólares

Irán se plantea tomar por la fuerza un carguero secuestrado la semana pasada

Los piratas que asombraron al mundo secuestrando uno de los mayores petroleros del planeta con apenas unas lanchas y unos lanzagranadas en la madrugada del pasado domingo 16 han rebajado su petición de rescate de 25 millones de dólares a 15 millones, según ha informado el portavoz islamista Abdirahim Isse Adow citando a socios de los secuestradores.

El superpetrolero saudí Sirius Star, con una carga de barriles de crudo valorada en 100 millones de dólares y una tripulación de 25 marineros de varias nacionalidades, fue abordado a unos 760 kilómetros al sureste de la costa somalí, una distancia inusitadamente lejana de la costa para este tipo de golpes. La OTAN, que cuenta con unos nueve barcos en la zona ha descartado el uso de la fuerza para liberar el buque. Una fragata india desplegada en la zona hundió el barco nodriza que los piratas emplearon para coordinar el ataque.

El petrolero fue visto por última vez la semana pasada en la costa del norte de Somalia en la región semiautónoma de Puntlandia, entidad formalmente dentro del estado somalí que actúa con independencia. Los islamistas lanzaron un ataque el sábado pasado sobre la ciudad de Haradheere, donde, al parecer, se encuentra el petrolero. "Los intermediarios han dado un precio de 15 millones de dólares por el petrolero saudí. Esa es la cuestión en este momento", ha señalado Adow.

El ataque ha atraído la atención a la situación del tráfico internacional de mercancías en la zona, que padece la lacra de la piratería desde mediados de los '90. Rusia anunció que enviará varios barcos de su marina de guerra a la zona ante la situación.

Por otra parte, el Gobierno iraní ha anuciado esta mañana que se plantea liberar por la fuerza el carguero Delilah, con bandera de Hong-Kong, secuestrado la semana pasada en el Golfo de Adén con 36.000 toneladas de trigo procendentes de Alemania y con rumbo a Irán y fletado por la mayor empresa mercantil iraní, Islamic Republic of Irán Shipping Lines. "El punto de vista de Irán es que hay que enfrentarse con firmeza a estos temas", ha señalado el viceministro de transportes iraní, Ali Taheri. "La república islámica de Irán tiene capacidad para enfrentarse a los piratas. Si es necesario, usaremos la fuerza", ha añadido. Fuentes del ministerio de Exteriores han señalado que "todas las opciones están sobre la mesa."