Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

John McCain defiende a Sarah Palin tras la derrota republicana

El ex candidato presidencial ofrece su primera entrevista una semana después de los comicios.- "Duermo como un bebé, me despierto cada dos horas y lloro", ha comentado entre bromas

Han sido siete días de silencio por parte de John McCain. Pero anoche decidió hablar y contó que no responsabiliza a su compañera de fórmula, Sarah Palin, de la derrota republicana en las elecciones presidenciales del 4 de noviembre, acallando así las voces de su mismo partido que criticaron a la gobernadora de Alaska y la responsabilizaron de los malos resultado electorales.

"Estoy realmente orgulloso de ella y muy agradecido de que aceptara ser la candidata republicana a la Vicepresidencia. Ella inspiró a los ciudadanos y todavía lo sigue haciendo", manifestó McCain durante una entrevista en la cadena de televisión NBC. "No podría estar más contento con Sarah Palin", agregó.

Preguntado sobre si estaba molesto por los comentarios de miembros de su equipo de campaña que la criticaron los días posteriores a las elecciones del 4 de noviembre, el senador por Arizona le quitó importancia al asunto y simplemente dijo que "esas cosas pasan en las campañas. Cuando la seleccionó como compañera de fórmula, McCain consideró que con una candidata diferente a la vicepresidencia, podría hacer frente al ticket demócrata Obama-Biden. "La gente se mostró muy entusiasmada con ella. Eso es lo que realmente importa (...) Es una gran reformista", apuntó McCain.

"LLoro como un bebé"

En la entrevista desarrollada en el Tonight Show with Jay Leno, un programa magazine nocturno que analiza la política desde el punto de vista humorístico, el senador por Arizona habló de sus sentimientos tras la derrota, según reseña el diario británico The Times. Al ser consultado por Leno sobre cómo lo estaba llevando, McCain dijo: "Bueno, he estado durmiendo como un bebé" lo que despertó risas el estudio. Y continuó: "Duermo dos horas, me despierto y lloro. Duermo dos horas, me despierto y lloro".

Esto produjo una pausa incómoda y luego más risas, algunas nerviosas. De hecho, según Times, la audiencia en el estudio anoche estaba conformada por veteranos como McCain, que celebraban el Día de los Veteranos, quienes no sabían muy bien que hacer.