Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sandinistas logran la mayoría de las alcaldías en las elecciones locales de Nicaragua

El partido del presidente Daniel Ortega logra 91 de 146 municipios en unos procesos marcados por la violencia.- Un organismo de observación electoral critica los comicios como los "menos transparentes de los últimos años"

El partido del presidente nicaragüense Daniel Ortega, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), se ha alzado como ganador de las elecciones municipales celebradas este domingo al conseguir 91 de 146 alcaldías. La jornada electoral ha estado marcada por varios episodios de violencia que provocaron dos muertos y seis heridos por el enfrentamiento entre sandinistas y opositores del partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Según datos preliminares del Consejo Supremo Electoral (CSE), el sandinismo ha salido victorioso con prácticamente la totalidad de los votos escrutados, aunque la oposición ha denunciado fraude electoral. Estas denuncias han tenido eco en el organismo nicaragüense de observación electoral Ética y Transparencia que ha pedido hoy al Gobierno y a las autoridades electorales de Nicaragua que presenten "los verdaderos resultados" de los comicios municipales del pasado domingo. Según este organismo, estos comicios municipales han sido "los menos transparentes y con mayor intimidación en los últimos años, desde 1996".

El organismo de observación, integrado por empresarios y grupos de la sociedad civil, afirma que movilizó a unos de 30.000 voluntarios en las 11.808 juntas receptoras de votos, pese a que no fue acreditado por el tribunal electoral.

Retorno de la calma

La calma ha vuelto poco a poco al país, después de los hechos de violencia que crisparon el ambiente. La Policía Nacional mantiene desplegada sus fuerzas en la sede del Consejo Supremo Electoral (CSE), en los principales partidos políticos que participaron en la contienda del domingo y otros puntos del centro urbano. Un informe policial señaló que los enfrentamientos entre el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que desconoció los resultados, y los sandinistas causaron al menos cuatro personas heridas de bala, decenas de lesionados, cuantiosos daños materiales, pero ningún muerto. Fuentes de la oposición han identificado a dos fallecidos, uno perteneciente a sus filas y una menor de edad.

El opositor PLC se ha tenido que conformar con 40 ayuntamientos, mientras que el derechista Alianza Liberal (AL) ha alcanzado al menos tres.

En Managua aún faltan por contabilizarse algunos escrutinios, pero la ventaja la lleva el ex boxeador Alexis Argüello, del FSLN, que supera con el 51,3% de los votos a Eduardo Montealegre, del PLC, que obtenía un 46,45%. Ambos se han proclamado ganadores de la contienda y Montealegre, que ha disputado -y perdido- la presidencia a Ortega ha pedido al Consejo Supremo Electoral (CSE) que diga "la verdad al pueblo".

Los enfrentamientos entre partidarios del Gobierno y de la oposición tuvieron lugar después de que Montealegre llamase a sus partidarios a salir a las calles tras denunciar un intento de fraude por parte del Ejecutivo. El líder opositor pidió a sus simpatizantes "defender el voto", y respondieron incluso apedreando viviendas que exhibían la bandera del sandinismo.

"El pueblo está molesto porque no nos vamos a dejar robar esta elección", ha dicho Montealegre, tras señalar que se reuniría con el presidente del CSE, Roberto Rivas, para "analizar una por una las actas", en las que dijo tener ventaja.

Estados Unidos se ha involucrado en la polémica para defender la visión de la oposición y en boca del portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, criticó que "las condiciones políticas que existieron durante la campaña no fueron conducentes hacia unas elecciones libres y justas". En cambio, varios observadores descartaron la existencia, al menos evidente, de anomalías.