Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniel Ortega, a examen en las municipales

Las críticas de la oposición marcan las elecciones nicaragüenses

Los nicaragüenses acudieron ayer masivamente a votar para renovar el mandato de sus Gobiernos municipales. Aunque se registraron atrasos en la apertura de algunos centros de votación e incidentes aislados con activistas que acudieron a votar con ropa alusiva a los colores de su partido, por lo que se les prohibió el sufragio, el presidente del Consejo Superior de Elecciones (CSE), Roberto Rivas, minimizó los conflictos y los catalogó de normales. Con todo, los opositores al actual Gobierno, que preside el izquierdista Daniel Ortega, expresaron sus críticas a esta institución por no permitir la observación electoral por parte de entidades nacionales e internacionales independientes.

Estas elecciones han sido consideradas por la oposición como un plebiscito sobre la gestión de Daniel Ortega, cuyo partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), pretende pasar a gobernar 100 o más alcaldías, incluido el intento de reelección en la capital, Managua, donde el aspirante oficialista es el ex tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello. El FSLN gobierna actualmente en 54 municipios.

Argüello, quien dice que, si triunfa, ganará su cuarta medalla mundial, rivaliza con el ex canciller y ex candidato presidencial Eduardo Montealegre, en representación del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que se ha unificado a su alrededor y al que se han sumado organizaciones cívicas independientes. Montealegre, después de depositar su voto, llamó a la ciudadanía a votar masivamente contra la "dictadura de Ortega".

Pendientes del PLC y el FSLN

Las elecciones se celebraron en 146 municipios de los 153 del país, ya que se suspendieron en siete localidades de la Región Autónoma del Atlántico Norte, afectada por el huracán Félix en septiembre de 2007; estos municipios celebrarán la consulta el próximo enero. Más de 3,6 millones de ciudadanos ejercerán su voto en más de 11.000 juntas receptoras. Los resultados posiblemente se conocerán hoy.

Aunque cinco partidos están en contienda, el centro neurálgico gira alrededor del PLC (derecha) y el FSLN (izquierda); el PLC está dirigido por el ex presidente Arnoldo Alemán, actualmente en prisión domiciliaria, condenado a 20 años por graves actos de corrupción y convertido así en el único mandatario de Centroamérica que está preso por desfalco, robo y lavado de dinero.

Contingentes de la policía y del Ejército vigilan el proceso para evitar actos de confrontación entre los activistas de derecha e izquierda.

La oposición denuncia que, para incrementar su caudal político, el Gobierno de Ortega ha cerrado partidos y acosado judicialmente a organizaciones no gubernamentales y a periodistas independientes.