Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed VI no es equiparable al Barça

Condenado a 18 meses un adolescente marroquí que sustituyó en la pizarra la palabra "rey" por la de "FC Barcelona"

El fútbol español hace estragos en Marruecos. Yassin Belassal, de 18 años, es un hincha del FC Barcelona al que su pasión por ese club le acaba de costar 18 meses de cárcel. A principios de semana, durante el recreo, escribió en la pizarra de su clase la divisa de Marruecos, "Dios, Patria, Rey" (Ala, El Watan, Malik), pero sustituyó la última palabra por la de 'Barça'. La ocurrencia no gustó a la dirección del instituto de Ait Ourir, un pueblo cerca de Marraquech, que la denunció a la Gendarmería. Sus agentes interrogaron a los alumnos a mamporrazos, según el diario Al Jarida al Oula, y Belassal confesó ser el autor de la fechoría.

Con el nombre del monarca no se bromea en Marruecos. La fiscalía de Marraquech le acusó de faltar al respeto a Mohamed VI. Tras un juicio sumarísimo, en el que ni siquiera le dio tiempo a recurrir a un abogado, Belassal fue condenado el miércoles por la tarde a 18 meses de cárcel.

Ha empezado a cumplirlos en la prisión de Boulmharez, en Marrakech, donde está hacinado en una celda con unos 80 presos comunes, según su familia. Esta ha iniciado los trámites para que pueda seguir estudiando en la cárcel. En junio tenía previsto pasar los exámenes de bachillerato. La sentencia ha indignado a los pocos diarios marroquíes que la han podido recoger y a la sociedad civil marroquí que expresa su protesta en los foros de Internet. El catedrático de derecho Omar Mahmoud Bendjelloun recuerda, en una carta abierta dirigida al titular de Justicia, el socialista Abdelwahed Radi, que los jóvenes de los barrios acomodados de Casablanca se tatúan la palabra 'Barça' en el brazo o se compran las camisetas del equipo. Belassal, vecino de un pueblo al pie del Alto Atlas, sólo encontró este cauce para expresar su pasión, prosigue Bendjelloun. "¿Sirven políticamente estas persecuciones a la Justicia?", le pregunta al ministro.

La movilización de la sociedad civil obligará, probablemente, a las autoridades a dar marcha atrás como ya sucedió en otros casos. El bloguero Mohamed Erraji fue condenado el mes pasado a dos años por haber escrito que el rey fomentaba la "economía de renta" hasta que el tribunal de apelación de Agadir anuló la sentencia. Hace ocho meses a Fouad Mourtada, un informático de Casablanca, le cayeron tres años por haber creado en la red social Facebook un falso perfil de Moulay Rachid, el hermano del rey Mohamed VI. El monarca le indultó en marzo.