El fuego arrasa 7.300 hectáreas en Los Ángeles

Todavía existen frentes del incendio activos por lo que se mantiene la alerta roja.- Miles de personas continúan fuera de sus casas y más de 3.000 viviendas corren peligro

Un bombero en el frente Sesnon, que junto con el de Marek, han arrasado 49 edificaciones.
Un bombero en el frente Sesnon, que junto con el de Marek, han arrasado 49 edificaciones.AFP

Durante este martes, las llamas han seguido avanzando por las montañas próximas a la ciudad de Los Ángeles, donde dos personas murieron ayer por culpa del incendio que ha calcinado ya más de 7.300 hectáreas, según datos del departamento contra incendios de California. De momento, la alerta por emergencia se mantiene activa ya que todavía no se ha logrado sofocar las llamas.

A pesar de la tregua que ha concedido el viento, los fuegos originados el lunes en el área del valle de San Fernando, al noreste de Los Ángeles, han avanzando y han obligado a miles de residentes a mantenerse alejados de sus viviendas. El informe de los equipos de extinción detalla que 19 viviendas han ardido por las llamas, que amenazan a otras 3.500 y a 100 locales comerciales.

El frente más activo, llamado Sesnon, continúa fuera de control. Sin embargo, el foco denominado Marek está apagado en un 70%, según fuentes oficiales. En el peor de los escenarios presentados por las autoridades, el fuego podría avanzar el oeste y llegar hasta la costa, un área salpicada de viviendas y con alta densidad de tráfico.

El lunes una persona perdió la vida en un accidente de moto mientras circulaba por una carretera con poca visibilidad debido al humo y otra, al parecer un vagabundo, falleció en un área que estaba bajo orden de evacuación.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenneger, que el lunes decretó el estado de emergencia en los condados de Los Ángeles y Ventura, ha asegurado en rueda de prensa que "una vez más nos enfrentamos a una tormenta perfecta de fuertes vientos, baja humedad y altas temperaturas".

California arde de nuevo. Continúan sin control los dos incendios que ya han arrasado más de 2.500 hectáreas en Los Ángeles, Estados Unidos.. Según los servicios de emergencias, dos personas han muerto a causa del fuego. Las rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora están contribuyendo a que las llamas se extiendan con mayor rapidez hacia las casas.. 37 viviendas han quedado reducidas a cenizas.. Cerca de 4 mil personas han tenido que ser evacuadas.  Video: AGENCIA ATLAS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS