Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder norcoreano, ausente de la fiesta del 63 aniversario del Partido Comunista

EE UU discute con Japón, China y Corea del Sur el acuerdo con Pyongyang, pero no hay decisión de excluir al país de la lista terrorista

El líder norcoreano, Kim Jong-il, que se cree sufrió un derrame cerebral en agosto, ha sido el gran ausente hoy de las festividades para celebrar el 63 aniversario del partido comunista, según ha informado el Ministerio de Unificación surcoreano. Mientras, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, ha discutido con sus homólogos de China, Japón y Corea del Sur el estado del acuerdo de desarme de Pyongyang, pero no se ha tomado una decisión de si sacar al país de la famosa lista negra de naciones pertenecientes al llamado "eje del mal".

La semana pasada, los medios oficiales norcoreanos informaron que Kim, de 66 años, asistió a un partido de fútbol, en la primera mención de una aparición pública del líder comunista en unos 50 días. Según varios analistas, esta versión informativa de la prensa estatal buscaba silenciar las especulaciones de que Kim está en su lecho de muerte.

Kim asistía tradicionalmente a las celebraciones del aniversario, en las que miles de norcoreanos salen a las calles a gritar alabanzas al partido. Según fuentes surcoreanas, las celebraciones de este año han sido más atenuadas que en el pasado.

El estado de salud de Kim es uno de los secretos mejor guardados del régimen norcoreano. En septiembre, diplomáticos estadounidenses y surcoreanos dijeron que Kim habría sufrido una apoplejía, despertando dudas acerca de la sucesión en la única dinastía comunista de Asia, que actualmente se encuentra tomando decisiones acerca de su programa nuclear.

¿Fuera de la lista negra?

Previamente, una fuente cercana a las negociaciones había informado de que Estados Unidos estaba considerando remover provisionalmente a Corea del Norte de su lista negra de países terroristas, como una vía para tratar de salvar las conversaciones para la desnuclearización del país.

Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack ha dicho en rueda de prensa "que aún no se ha tomado una decisión", y ha informado de que Rice tiene previsto hablar con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, acerca de este tema en los próximos días.

La Casa Blanca está buscando todas las vías posibles de salvar el acuerdo multilateral de ayuda por desarme establecido con Corea del Norte, antes de que termine la presidencia de George W. Bush y así anotarse un éxito diplomático. Bajo este acuerdo, EE UU ha dejado en claro que removerá a Pyongyang de la lista a cambio de que suministra una declaración "completa y Correcta" de su programa nuclear. El acuerdo se encuentra en punto muerto ya que Corea del Norte se niega a permitir un mecanismo de verificación externo.