Chávez inicia en Cuba una gira que le llevará a Rusia y China

El líder venezolano ofrece a Fidel y Raúl Castro ayuda para afrontar las pérdidas dejadas por el huracán Ike

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha llegado esta madrugada (hora española) a La Habana, en cuyo aeropuerto fue recibido por su colega cubano, Raúl Castro, con quien se ha reunido en primer lugar, antes de encontrarse también con Fidel Castro.

Chávez ha comenzado así una gira que le llevará a Cuba, China, Rusia, Francia y Portugal, en busca de convenios que favorezcan "el desarrollo" de Venezuela y fortalezcan las relaciones "estratégicas" del país.

El mandatario emprende esta nueva gira, su segunda del año, en medio de la peor crisis diplomática entre Venezuela y EE UU, derivada de la expulsión de sus respectivos embajadores y la reiteración de Caracas de que Washington auspicia planes de magnicidio y golpe de Estado en este país y en otros de la región como Bolivia.

La crisis bilateral estalló repentinamente el pasado día 11 de septiembre cuando Chávez, en "solidaridad" con su colega boliviano, Evo Morales, expulsó al embajador de EE UU, Patrick Duddy, lo que Washington respondió un día después también ordenando la salida del país del representante diplomático venezolano, Bernardo Álvarez.

Ayuda contra el Ike

"Fidel me está esperando (...) padre nuestro, esta noche estaremos juntos, conversando", ha dicho este domingo Chávez en su dominical programa de radio y televisión Aló, Presidente, en el transcurso del cual también ha confirmado que se entrevistará con Raúl Castro.

Chávez ha dicho que su nueva visita a Cuba, la tercera del año, es para llevar "la mano y los abrazos solidarios" de Venezuela al pueblo cubano, "muy afectado" por el reciente paso de dos potentes huracanes que "arrasaron casi toda la isla", especialmente el Ike.

El mandatario venezolano ha ofrecido "toda la ayuda posible en solidaridad con Cuba, apoyo financiero, e incluso tierras venezolanas para producir alimentos en áreas no ciclónicas disponibles".

Durante su visita a Rusia, la segunda este año, discutirá "un crédito ruso a Venezuela", ha dicho Chávez, sin ofrecer más detalles. En los últimos años, Caracas ha comprado a Rusia 24 cazabombardros, medio centenar de helicópteros y 100.000 fusiles AK-103, y Chávez ha reiterado su interés en adquirir sistemas antiaéreos, tanques y submarinos rusos o bielorrusos.

La próxima visita de Chávez a Moscú se producirá pocos días después de que dos bombarderos supersónicos rusos partieron de Venezuela tras una semana de entrenamientos.

Sin precisar una fecha, el jefe del Estado venezolano ha dicho que en Francia se entrevistará con su "buen amigo" y colega, Nicolás Sarkozy, con quien ya se reunió el pasado noviembre en París para hablar del proceso de canje humanitario colombiano.