Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos bombarderos estratégicos rusos aterrizan en Venezuela

Moscú reta de nuevo a Washington en Latinoamérica

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció ayer que dos de sus bombarderos estratégicos Tu-160 aterrizaron en el aeródromo militar Libertador en Venezuela. Los aviones realizarán vuelos de entrenamiento sobre aguas neutrales y volverán después a su base en Rusia, según informó la agencia oficial Itar-Tass.

El momento elegido para la expedición induce a pensar que se trata de una nueva medida de respuesta a los buques de guerra estadounidenses que han irritado a Moscú al surcar el mar Negro y atracar en Georgia tras el conflicto entre Tbilisi y Moscú.

En agosto de 2007, en un gesto que trataba de simbolizar la recuperación del potencial militar y económico del pasado, Rusia anunció que su aviación estratégica reemprendía las expediciones de patrullaje de carácter global.

Desde entonces, los aviones rusos han volado sobre el Ártico, el Atlántico y el Pacífico. Los bombarderos supersónicos Tu-160 (Blackjack, en la terminología de la OTAN) entraron en funcionamiento en 1987 y pueden llevar hasta 40 toneladas de armamento, incluidos 12 misiles de cruceros con cabezas nucleares. En su vuelo hacia Venezuela fueron acompañados por cazas de la OTAN, según la agencia Ria-Novosti.

El pasado 1 de septiembre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, invitó a la flota rusa y a los aviones estratégicos a visitar su territorio. "Si la aviación estratégica de Rusia tiene necesidad de aterrizar en territorio de Venezuela, no habrá problema", dijo Chávez.

La Armada rusa participará en unas maniobras navales conjuntas con Venezuela en noviembre, lo que abre otro frente de confrontación geopolítica entre Moscú y Washington, esta vez en el Caribe.

Se trata de las primeras maniobras de envergadura que Rusia lleva a cabo en el patio trasero de Estados Unidos desde el fin de la guerra fría.

El crucero atómico Pedro el Grande participará, con otras tres naves, en unos ejercicios navales en el Atlántico que se celebrarán del 10 al 14 de noviembre.

Además de buques de superficie, en las maniobras participarán submarinos nucleares y estratégicos. Por si fuera poco, también volarán los bombarderos estratégicos Tu-95MC.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, reiteró el pasado sábado las acusaciones contra Washington de estar rearmando a Georgia, e hizo pública su irritación por el hecho de que Estados Unidos había enviado naves de guerra a los puertos georgianos de Batumi y Poti, supuestamente con ayuda humanitaria. El Kremlin sostiene que bajo esa cobertura loable los estadounidenses envían armas al régimen de Tbilisi.

Antes, el primer ministro, Vladímir Putin, adelantó que la reacción a la presencia de los buques de la VI Flota en el mar Negro sería "adecuada", pero se negó entonces a explicar en qué consistiría esa respuesta, y se limitó a decir: "Ya lo verán".