Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía israelí recomienda el procesamiento de Olmert por corrupción

La decisión final corresponde a la Fiscalía General, que decidirá si el primer ministro tiene que hacer frente a cargos por dos casos de corrupción

La Policía israelí recomendó este domingo a la Fiscalía General del Estado el procesamiento del primer ministro, Ehud Olmert, por delitos de soborno y corrupción.

Un comunicado de la Policía del que informan medios locales, menciona que ha recomendado el procesamiento del primer ministro por los casos RishonTours y de los Sobres de Dinero, en alusión a la duplicación de facturas por sucesivos viajes de su familia al extranjero, así como por haber aceptado sobornos del empresario estadounidense Morris Talansky, respectivamente.

Si la Fiscalía acepta la recomendación, Olmert podría ser acusado de soborno, la más grave a la que se enfrenta un primer ministro en Israel, así como de fraude, abuso de confianza y tráfico de influencias. Según la Policía, que investiga al jefe del Ejecutivo desde hace año y medio, se han encontrado pruebas consistentes contra el primer ministro.

Las sospechas contra Olmert en el caso RishonTours, consisten en las supuestas irregularidades en solicitudes de financiación pública a distintos organismos e instituciones, que le pagaron varios viajes de forma simultánea. La creencia entre los investigadores es que la financiación duplicada servía después para pagar los viajes de distintos miembros de su familia a través de un mecanismo en el que también participaba la agencia de viajes que prestaba sus servicios a Olmert.

La agencia enviaba a cada institución una factura original de los billetes y gastos de hotel, generando excedentes de financiación que depositaba en una cuenta privada a nombre del primer ministro y de la que después la misma empresa retiraba dinero para pagar la vacaciones privadas a sus familiares. El segundo caso, popularmente conocido como "Talansky", versa sobre los supuestos préstamos que ese empresario norteamericano hizo a Olmert durante quince años, en los que le entregó en sobres de dinero sumas que ascenderían a unos 150.000 dólares.

La Policía analizó si esas "donaciones" o "préstamos", como sostiene el primer ministro, generaron algún tipo de tráfico de influencias por parte de Olmert a favor del empresario, y asegura que hay evidencias en ese sentido.

Olmert, que en los últimos meses fue interrogado en siete ocasiones por la Unidad de Fraude de la Policía, es exonerado de momento, de un tercer expediente conocido como el caso del "Centro de Inversiones", que según la Policía requiere más pesquisa. El primer ministro no se ha pronunciado sobre la recomendación policial, aunque sus abogados calificaron en un comunicado la medida de "disparatada", y recuerdan que la decisión de procesarlo corresponde "únicamente al Fiscal del Estado".