Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México sale a la calle para pedir el fin de los secuestros y la violencia

La manifestación ha sido convocada por más de 10 ONG contra la delincuencia en más de 70 ciudades del país

El Zócalo ha sido el punto de reunión de miles de manifestantes en la marcha de la Ciudad de México
El Zócalo ha sido el punto de reunión de miles de manifestantes en la marcha de la Ciudad de México AFP

La fuerte lluvia que ha caído este sábado en la Ciudad de México no ha detenido a los miles de asistentes a la manifestación, que bajo lema Iluminemos México, ha pedido al gobierno del presidente Felipe Calderón una solución a la violencia y a la ola de secuestros que castiga al país. Más de 10 ONG de lucha contra la delincuencia han sido las encargadas de convocar la protesta ciudadana.

Decenas de miles de personas vestidas de blanco y con velas en la mano han caminado en silencio por la Avenida Reforma, una de las principales vías de la capital del país, para llegar al Zócalo de la ciudad, donde entonaron el Himno Nacional. En más de 70 ciudades de los 31 estados se han registrado manifestaciones similares.

Aunque los organizadores hicieron un llamamiento para una caminata silenciosa los medios locales han citado algunas consignas como "Basta ya de violencia"; "Basta ya de secuestros", "Basta ya de impunidad"; "Queremos paz" o "¡México, México!". Además, se han podido ver mantas y fotografías que expresan el hastío de un país que está cerca de alcanzar las 3.000 ejecuciones violentas en 2008.

Eduardo Carrillo, uno de los coordinadores de la manifestación ha explicado que la marcha se encuentra compuesta por diversos grupos sociales: trabajadores, amas de casa, familias, intelectuales, estudiantes y empresarios. El diario Reforma señala que algunas personas han sido retiradas del contingente por promocionar actos políticos.

"Todo ha empeorado", ha señalado Carlos Villaseñor, de 63 años, mientras camina hacia el Zócalo de la ciudad con un crisantemo blanco entre las manos. "Los secuestros y los asesinatos van en aumento", dice. Las estadísticas no lo desmienten. Las autoridades a cargo de la seguridad del país han reconocido el aumento del número de plagios desde 2006. En 2007 más de 780 secuestros fueron denunciados ante las autoridades, aunque se calcula que el número real podría triplicar esa cifra.

En primera persona

Muchos de los que acudieron a la manifestación portaban rótulos y fotografías con familiares, amigos o conocidos víctimas de un secuestro. Muchas de esas pancartas denuncian que los casos permanecen impunes.

En medio de la gigantesca masa de personas ha destacado el empresario Alejandro Martí, padre de Fernando, un joven de 14 años que fue asesinado a manos de sus secuestradores. Martí no ha podido terminar los cinco kilómetros de recorrido por las muestras de solidaridad que le han transmitido en su breve caminata. "Fuera corrupción, fuera impunidad, fuera de dejar hacer. Necesitamos trabajar por nuestra patria", ha señalado el empresario a los medios de comunicación, de acuerdo a El Universal.

Además de Martí también han sido vistos en la manifestación Eduardo Gallo e Isabel Miranda de Wallace , dos padres que han perdido a sus hijos después de que fueran asesinados por sus plagiarios, y que ahora se dedican a denunciar la colusión de autoridades en los casos de secuestro o la impunidad de los casos.

Las protestas más numerosas han sido, según cifras oficiales, las de Guadalajara (16.000), Monterrey (15.000), Cancún (10.000), y Tijuana (3.000), entre otras. Además, en una decena de ciudades de Europa y América, grupos de personas han salido a expresar su apoyo solidario con los mexicanos para exigir que las autoridades garanticen la seguridad.

El antecedente más cercano a una protesta de estas dimensiones se hizo en marzo de 2004, cuando cientos de miles de personas tomaron las calles para exigir el fin de la inseguridad.