Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia anuncia que seguirá controlando el principal puerto de Georgia

Un millar de personas protestan ante los soldados rusos en Poti.- Tbilisi denuncia las zonas de seguridad en torno a Osetia del Sur y Abjazia.-

Georgia ha vuelto a acusar hoy a Rusia de violar las condiciones pactadas de alto el fuego al no retirar a sus soldados por completo de territorio georgiano. Tropas rusas han establecido un puesto de control en la carretera que lleva al puerto más importante de Georgia, el de la ciudad de Poti, en el mar Negro. Una vez más, Rusia ignora las demandas internacionales para que culmine de una vez la retirada de las zonas ocupadas de Georgia.

Alrededor de un millar de personas, civiles, se han concentrado ante los soldados rusos en protesta por el establecimiento del control ante el puerto de Poti. "¿Por qué quieren tomar el control de Poti? No tienen derecho", protestaba uno de los manifestantes. Ante las increpaciones de los georgianos, los rusos, que estaban cavando trincheras, han respondido que pertenecían a la fuerza de paz -que ya estaban presentes antes del conflicto y que podrán permanecer dentro de los límites de las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjazia- y han mostrado las insignias correspondientes. Poti está cerca de Abjazia, pero no dentro.

Moscú ha anunciado que patrullará la ciudad, clave para la economía georgiana, dado que tiene una Terminal petrolífera, pese a que no entra en la zona en la que los rusos tienen derecho a patrullar según el acuerdo de paz firmado entre Moscú y Tbilisi. El número dos del Estado Mayor ruso, Anatoly Nogovitsin, ha explicado que las fuerzas georgianas siguen operando en la zona, principalmente trasladando municiones, de ahí la necesidad de intervenir en el puerto. "¿Deberíamos sentarnos en la valla?", se ha preguntado. "Las fuerzas georgianas patrullan en Hummers (vehículos todoterreno acorazados), transportan municiones en camiones. ¿Se supone que tenemos que limitarnos a contarlos?", se ha preguntado.

Zonas de seguridad

Mientras, las fuerzas georgianas han recuperado el control de la mayor ruta de comunicaciones por tierra del país, la carretera que atraviesa Georgia de este a oeste, y los tanques rusos siguen saliendo del país, tanto hacia Abjazia como hacia Osetia. El problema se centra ahora en las llamadas zonas de seguridad, las franjas en torno a Osetia del Sur y Abjazia que serán vigiladas por soldados rusos, en teoría de la fuerza de paz. El Kremlin sostiene que debe seguir controlando esas franjas de terreno para evitar nuevos combates, pero Tbilisi y sus aliados internacionales, con EE UU a la cabeza, piensan que el dominio sobre esas zonas daría a Rusia el control de la economía georgiana, ya que incluye puestos en la autovía que cruza el país.

"Mi opinión es que las zonas de seguridad van contra el espíritu del acuerdo de alto el fuego", ha comentado Alexander Stubb, ministro de Exteriores de Finlandia y presidente de turno de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

El general Nogovitsin ha explicado que los soldados de paz rusos permanecerán en 36 puestos militares, 18 en torno a Osetia del Sur y 18 en torno a Abjazia, con un total de 2.594 efectivos. La franja en torno a Osetia del Sur tendrá un ancho de entre 8 y 16 kilómetros, mientras que la zona en Abjazia se extiende sobre una anchura de 12 kilómetros fuera y dentro de la región, a lo largo del fronterizo río Inguri. Además, ha asegurado que "las zonas de seguridad son legítimas y se establecen dentro de los acuerdos existentes".

En virtud del acuerdo de alto el fuego, Rusia tiene derecho a mantener fuerzas de paz en las zonas en torno a Abjazia y Osetia, aunque no se han limitado claramente estas zonas. Esas tropas deberán retirarse cuando haya un "mecanismo internacional" que se haga cargo.