Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos siete muertos en un accidente de tren en la República Checa

Tres españoles que viajaban en el tren se encuentran en buen estado.- Decenas de personas han resultado heridas

Al menos siete personas han muerto y decenas han resultado heridas este viernes por la mañana, después de que el tren internacional de categoría Eurocity en el que viajaban chocara contra los restos de un puente que se había derrumbado. El accidente ha ocurrido sobre las 10.30 en Studenka, situada al noreste de la República Checa, según las autoridades locales. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores de España han informado que tres españoles que viajaban en el tren se encuentran en buen estado.

El tren circulaba a 140 kilómetros por hora cuando ha chocado con unos trozos del puente metálico, que se ha desplomado por razones que todavía se desconocen. Studenka está localizada a 350 kilómetros de Praga y próxima a la frontera polaca. El Eurocity había partido de la ciudad de Cracovia, en Polonia, y se dirigía a la capital checa, según han informado fuentes de la compañía ferroviaria.

"Es horrible. Es una catástrofe", ha lamentado la portavoz de la policía local, Miroslava Michalkova-Salkova, que ha asegurado que los daños del accidente son "importantes". Fuentes de los servicios de socorro han afirmado que los fallecidos son cinco mujeres y un hombre, y que 13 de los heridos están en estado grave.

Uno de los pasajeros, identificado como Janusz Recman, ha descrito el momento del accidente a la página checa de noticias en Internet www.idnes.cz: "Fuimos por una cerveza al restaurante, que está en uno de los vagones traseros, y de repente oímos dos ruidos muy fuertes y vimos a la gente volar sobre los asientos".

Se calcula que en torno a 400 personas viajaban en el tren. Muchos de ellos eran jóvenes que se dirigían a un concierto del grupo de rock británico Iron Maiden, que hoy se presenta en Praga.

Miembros del dispositivo de emergencia, formado por 16 dotaciones de bomberos y numeroso personal sanitario, han asegurado que todos los pasajeros han sido ya rescatados de los restos del tren de seis vagones. Un portavoz de un hospital municipal cercano al lugar del suceso ha dicho que los pasajeros han sido trasladados en ambulancias y helicópteros. "Todo el personal ha sido llamado a servicio y hemos liberado algunas camas para atender a los heridos", ha asegurado. Los medios locales han calculado que el suceso ha dejado entre 30 y 70 heridos.

Poco antes de alcanzar la estación de Studenka, el conductor del tren ha visto cómo la estructura del puente se ha movido como si se estuviera balanceando y, después, ha comenzado a caer, según ha explicado un alto cargo de la inspección técnica de las vías. El maquinista, que sólo ha sufrido heridas leves, ha activado el freno de emergencia y ha saltado al cuarto de máquinas, pero no ha logrado impedir la tragedia.