Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tejas ejecuta a un preso mexicano pese a los esfuerzos internacionales por revisar su caso

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) pidió que se suspendiese la ejecución de José Medellín - El reo era uno de los 51 mexicanos en el corredor de la muerte sin haber recibido asistencia consular

El mexicano José Medellín ha sido ejecutado hoy a las 21.55 hora local (04. 55 hora peninsular española) en la cárcel de de Hunstsville, en Tejas (EE UU), pese a los esfuerzos internacionales para que su caso fuera revisado. Antes de recibir la inyección letal, Medellín, de 33 años, ha pedido perdón por el crimen por el que había sido condenado: la violación y asesinato de dos adolescentes en Houston en 1993.

"Siento el dolor que he causado, por favor no odien. Que esto les otorgue la compensación emocional que están buscando", ha dicho mirando a las familias de las víctimas, antes de dirigirse al policía que le custodiaba con sus últimas palabras, "estoy listo". Medellín fue condenado a muerte en 1994 por la violación y asesinato de Jennifer Ertman, de 14 años, y Elizabeth Peña, de 16, a las que él y otros cinco miembros de su pandilla violaron, golpearon y finalmente ahorcaron con un cinturón. El reo era uno de los 51 mexicanos que están en el corredor de la muerte en EE UU sin haber recibido asistencia consular durante su detención, denunció la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Vestido con un uniforme blanco, Medellín se ha mostrado tranquilo y se ha vuelto un par de veces a mirar a los testigos que le acompañaban para decirles que les quería. Medellín, que había pedido expresamente que ninguno de sus familiares estuviera presente en el momento en el que se le aplicara la inyección letal, ha estado acompañado de su amiga Sandra Crisp y de sus abogados.

La ejecución se ha retrasado más de tres horas a la espera de la decisión del Tribunal Supremo, al que habían apelado los abogados de Medellín tras agotar el proceso judicial en Tejas. Las decisiones del Supremo suelen llegar antes de la hora fijada para la ejecución, pero la repercusión del caso ha hecho al tribunal sopesar la decisión hasta el final.

Protestas del gobierno mexicano

El Gobierno de México ha reaccionado con indignación a la ejecución de Medellín en una nota de protesta al Departaento de Estado "por esta violación al derecho internacional". La Cancillería mexicana considera que la condena se ha cumplido "en claro desacato" a una orden de la Corte de La Haya.

La resolución de la CIJ reconoció que las autoridades de Texas nunca informaron a Medellín sobre el derecho a que su detención fuese notificada al consulado de México, "en franca violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares", ha recordado la Cancillería. El Gobierno de México "continuará insistiendo en la obligación de Estados Unidos de otorgar la revisión y reconsieración de las condenas de pena de muerte" de los otros 50 mexicanos.