Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia despliega 3.000 soldados para combatir el crimen

Gran parte de los militares serán destinados a áreas donde se registran los mayores índices de delincuencia.- También vigilarán sitios que podrían ser objetivos de ataques terroristas

Las calles de las principales ciudades de Italia serán patrulladas a partir del próximo lunes por 3.000 militares con el objetivo de combatir el crimen y aumentar la seguridad. Los ministros del Interior, Roberto Maroni, y de Defensa, Ignazio La Russa, han dado hoy luz verde definitiva a esta medida, asegurando que será "muy útil para la seguridad".

Unos 2.000 soldados serán desplegados en las zonas que registran índices más elevados de criminalidad. La mitad de éstos supervisarán los centros temporales de permanencia para inmigrantes y sus alrededores. Los 1.000 militares restantes patrullarán las calles en función de las necesidades.

El mayor despliegue se realizará en las urbes más grandes y consideradas especialmente vulnerables, como Roma, Milán y Nápoles, entre otras. Los soldados patrullarán junto a las fuerzas del policía y vigilarán objetivos sensibles, como embajadas o monumentos, y centros de identificación de inmigrantes ilegales. También ayudarán a resguardar áreas como el Vaticano, la catedral de Milán, las estaciones de trenes y otros "objetivos sensibles" de ataques terroristas.

Maroni ha explicado en una rueda de prensa junto a La Russa que los 3.000 militares pertenecen al Ejército, la Marina, Carabineros y la Aeronáutica militar. La iniciativa tendrá una validez de seis meses, tras lo que se evaluarán los resultados y se decidirá si se prorrogará otro medio año y la posible extensión a otras ciudades. Para el ministro, el plan de destacar a militares en las ciudades es "una iniciativa útil para la seguridad", aunque ha recogido críticas en la oposición que calificó la medida de una "puesta en escena" que contrasta con el recorte económico para las fuerzas del orden que prevé el ajuste presupuestario recientemente aprobado por el Parlamento.

La presencia del Ejército en las calles fue incluida en una enmienda aprobada por el Parlamento al decreto de ley sobre seguridad redactado por el Gobierno conservador de Silvio Berlusconi. Esta medida se suma a la de declaración del estado de emergencia, decretado la semana pasada, en vista del aumento del flujo de inmigración ilegal, que da a las autoridades más poder para afrontar este problema.

30.000 'sin papeles' más en 2008

Más de 10.000 inmigrantes han entrado a Italia de forma ilegal en el primer semestre de este año, según ha informado el ministro del Interior, Roberto Maroni. El Gobierno dice estar preocupado por la cifra, que dobla la registrada en el mismo periodo de 2007, porque si se mantiene la tendencia en el segundo semestre, unos 30.000 sin papeles más habrán ingresado a finales de 2008.

Maroni ha justificado así la medida tomada por Berlusconi, que la semana pasada declaró el estado de emergencia en todo el territorio nacional ante la llegada masiva de inmigrantes. Según el ministro, lo único que el Gobierno ha querido hacer con esta medida es dar una respuesta a la "presión excepcional" que se deriva de esta situación.

Más información