Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado con una excavadora lleva el caos a Jerusalén

Un palestino se subió a la máquina y comenzó a arrollar a todo automóvil y peatón.- El suceso causa cinco muertos, cuatro israelíes y el conductor, y decenas de heridos

El caos se ha apoderado de Jerusalén a media mañana de hoy cuando un palestino se ha subido a una excavadora y ha empezado a arrollar a todo vehículo y peatón que salía a su paso hasta que ha sido reducido a disparos por la policía israelí. El grupo islamista de Brigadas de Liberación de la Galilea han reivindicado el atentado, que se ha cobrado la vida de al menos cinco personas, entre ellas el conductor palestino, mientras que Hamás se ha negado a aplaudirlo aunque ha informado que sería una respuesta "natural" a las agresiones israelíes contra el pueblo palestino.

El suceso se registró en la calle Jaffa, en las inmediaciones del cruce de Sharei Israel, a la entrada de Jerusalén, cuando un palestino, residente de Jerusalén Este y con algo más de 30 años, se subió a una máquina de unas obras, una excavadora bulldozer, y comenzó a arrollar a todo vehículo y peatón mientras circulaba en sentido contrario.

Durante el trayecto, la máquina de grandes dimensiones se estrelló contra varios automóviles y llegó a volcar un autobús a su paso y a destrozar otro. Muchas personas resultaron heridas por el impacto de la excavadora en sus vehículos y, según ha confirmado la policía israelí, cuatro transeúntes israelíes, tres hombres y una mujer, murieron arrollados por la máquina.

El agresor pretendía dirigirse hacia el céntrico mercado Majané Yehuda de la ciudad santa cuando fue interceptado por agentes policiales que trataron de subirse a la cabina para impedírselo. Ante la imposibilidad de detenerlo, los agentes israelíes terminaron por disparar contra el conductor al que mataron en mitad de la calle.

Las autoridades hebreas han declarado el estado de emergencia en Jerusalén. La zona ha quedado acordonada mientras numerosas ambulancias y equipos de emergencia se han desplazado al lugar donde atienden a los heridos. No es la primera vez que la calle Jaffa es golpeada por la violencia. Varios suicidas islamistas han perpetrado atentados en autobuses públicos durante los últimos diez años.

Los problemas fronterizos continúan en Gaza

El endeble alto el fuego que rige en la franja de Gaza entre Israel y los islamistas de Hamás, que controlan el territorio, sigue sosteniéndose dentro de un tira y afloja fronterizo. Después de cerrar ayer la frontera con Gaza, como respuesta al lanzamiento de misiles palestinos, Israel ha reabierto hoy los pasos fronterizos con la franja, permitiendo de esta forma la entrada de suministros a la maltrecha población palestina. El de ayer fue el segundo cierre de fronteras por parte de Israel en menos de diez días.Sin embargo, la tensión fronteriza está lejos de apaciguarse. La Policía egipcia ha dispersado hoy con cañones de agua a cientos de palestinos que se arremolinaban en el paso de Rafah, que une el sur de Gaza con Egipto. Los palestinos se encontraban en Rafah con la idea de cruzar la frontera ante la deteriorada situación en Gaza.Tras un año completamente cerrado, el paso de Rafah ha abierto en la jornada de hoy por segundo día consecutivo para casos humanitarios, en virtud de un acuerdo entre El Cairo y Hamás.

Más información