Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mugabe, investido presidente de Zimbabue por sexta vez

De esta forma, extiende otros cinco años los 28 que lleva en el poder, a pesar de la condena internacional.- La oposición califica de "desespero" la proclamación del mandatario

Robert Mugabe, el liberador de Zimbabue hace 28 años y ahora reconvertido en déspota, ha sido investido hoy presidente por sexta vez consecutiva, tras anunciar su "arrolladora victoria" en los últimos comicios, celebrados bajo el rechazo de pleno de la comunidad internacional y sin oposición, que renunció a presentarse por la campaña de intimidación gubernamental.

"Yo, Robert Gabriel Mugabe, juro que serviré fielmente como presidente de Zimbabue, con la ayuda de Dios", ha declarado en medio de aplausos durante la ceremonia de investidura en su oficina residencial de Harare, apenas dos días después de la realización de la "irregular" segunda vuelta.

Mugabe ha sido declarado pocas horas antes vencedor por una "aplastante" mayoría. Según la Comisión Electoral, Mugabe ganó con el 85,51% de los votos, en comparación del 43,2% que obtuvo en la primera vuelta de marzo, en la que resultó vencedor el líder opositor Morgan Tsvangirai, con 47,9%, después de cinco semanas de espera para conocer los resultados. La oficina electoral ha informado de que la asistencia fue de 42,37%, casi exactamente la misma que en las votaciones del 29 de marzo.

Para la oposición, esta proclamación es una "farsa completa" que se produce por la "desesperación" de un régimen que perdió las elecciones de marzo, cuando el partido opositor Movimiento para el Cambio Democrátic (MDC), liderado por Tsvangirai, se alzó con la mayoría del Parlamento.

En una comparecencia televisada esta mañana, Mugabe se vanagloriaba de la victoria obtenida en los 26 distritos electorales de la capital, Harare, habitual fortín político del principal partido de oposición, el Movimiento por el Cambio Democrático(MCD), ganador de la primera vuelta de las elecciones.

"Nos dirigimos hacia una victoria arrolladora. Hemos ganado en todos los distritos de Harare, mientras que en marzo (la primera vuelta) sólo obtuvimos uno. Esa es la tendencia", ha declarado Mugabe, mientras la Comisión Electoral de Zimbabue proseguía el recuento de votos de la segunda vuelta donde había papeletas para votar al líder opositor, Morgan Tsganvirai, que ya anunció que su partido no participaba en unos comicios que calificó de antemano de "fraude".

Sin embargo, en declaraciones que publican hoy varios medios británicos, Tsganvirai afirma que presionará a Mugabe para que acepte una nueva constitución y también nuevas elecciones. "Tenemos la capacidad de controlar el Parlamento, y esto lo reconoce incluso el (partido) Zanu-PF, de Mugabe...Debemos forzar un acuerdo provisional para fijar un calendario y trabajar en la elaboración de una nueva constitución para Zimbabue", ha declarado Tsvangirai.

Rechazo a Mugabe

La comunidad internacional ha condenado el fraudulento proceso electoral, que será debatido profundamente en la cumbre de la Unión Africana que tendrá lugar a partir de mañana en la localidad egipcia de Sharm el Sheij. El último clamor ha llegado en voz del arzobispo surafricano Desmond Tutu, que ha instado a la comunidad internacional a intervenir en Zimbabue, incluso mediante el recurso a una fuerza de paz de la ONU.

Tute, Premio Nobel de la Paz, ha animado a los líderes de la Unión Africana que se reúnen a partir del lunes en la localidad egipcia de Sharm al Sheij a declarar "ilegítimo" el régimen de Mugabe. "Si hubiese (allí) una voz unánime, que le dijese claramente a (Robert) Mugabe... eres ilegítimo y no vamos a reconocer tu administración de ninguna manera, creo que sería una señal muy poderosa, que fortalecería a la comunidad internacional", ha declarado Tutu a la BBC.

El arzobispo surafricano cree necesario proteger a una población amenazada y se ha felicitado del voto unánime sobre Zimbabue en el Consejo de Seguridad. "Si antes los países occidentales habían confiado en la diplomacia callada del presidente surafricano Thabo Mbeki por temor a ser tachados de neocolonialistas, al final se ha creado una nueva unanimidad como en la lucha contra el apartheid", ha dicho Tutu.