Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinados un mando de la Policía Federal y su escolta en Ciudad de México

El jefe de investigaciones participaba en la reestructuración de un cuerpo policial y en la lucha contra el crimen organizado

El inspector general de la Policía Federal Preventiva mexicana, Igor Labastida Calderón, ha sido asesinado a balazos en el mediodía de ayer (noche española) junto a su escolta en Ciudad de México. Otros dos guardaespaldas y una tercera persona han tenido que ser hospitalizados. Dos desconocidos han disparado sobre el jefe policial mientras almorzaba en un comedor de la capital y se han dado la fuga en coche.

Labastida estaba trabajando en la reestructuración de la Policía Federal de Caminos en el momento de su muerte. La unidad que dirigía es una de las implicadas en la lucha contra el crimen organizado. La policía investiga la relación del crimen con el asesinato hace un mes del jefe de la policía federal, Edgar Millán.

Un portavoz de la Secretaría de Seguridad Pública federal, ha relacionado la muerte con la lucha abierta que mantiene el Gobierno del presidente Calderón con el narcotráfico que ha desatado una ola de más de 1.800 asesinatos en lo que va de año. Más de 500 policías han perdido la vida en la última campaña contra el crimen organizado. Los más de 25.000 soldados y policías que el Gobierno ha sumado al esfuerzo policial han recrudecido los asesinatos, que ahora se centran en los agentes de policía. En concreto, en los altos cargos de Ciudad de México, considerados intocables hasta el momento.

Por otra parte, los dos hospitales a los que han sido trasladados los heridos han sido reforzados con unidades mixtas de varios ministerios de seguridad. Dos camionetas han trasladado a agentes armados a las puertas de los centros sanitarios donde han sido internados los agentes como precaución en caso de que los asesinos traten de rematarlos.